Publicidad
29 Nov 2022 - 4:00 p. m.

Desde 2018, menos colombianos se creen responsables de proteger la biodiversidad

Una encuesta realizada por WWF consultó la opinión de más de 9.000 personas en nueve de los países megadiversos del mundo, entre ellos Colombia. Aunque más personas están familiarizadas con el concepto de biodiversidad, menos se sienten personalmente responsables de protegerla. En Colombia, los ciudadanos perciben que las acciones del gobierno, empresas y los mismos ciudadanos no son suficientes para abordar la disminución de la biodiversidad.
Colombia es uno de los nueve países megadiversos que se incluyeron en la encuesta
Colombia es uno de los nueve países megadiversos que se incluyeron en la encuesta
Foto: Giovanny Pulido

En aproximadamente una semana, iniciará la Conferencia de Biodiversidad de la ONU, también conocida como COP15. Este es un encuentro importante en el que más de 150 países se reúnen a discutir nuevas metas para proteger la biodiversidad mundial. Al vivir en un país como Colombia, conocido por su variedad de aves, plantas y mamíferos, es probable que escuche la palabra “biodiversidad” frecuentemente.

De hecho, es una de las banderas del país, pues Colombia hace parte de los 17 países megadiversos del mundo, teniendo cerca del 10 % de la biodiversidad mundial. Los países megadiversos son aquellos que tienen una gran riqueza en plantas, animales y ecosistemas, esencialmente. Pero, ¿los colombianos saben qué significa la ‘biodiversidad’? ¿Reconocen que protegerla debería ser prioridad del gobierno y otras instituciones? ¿Qué acciones estarían dispuestos a realizar para preservarla?

Responder a estas preguntas fue uno de los objetivos de un nuevo informe realizado por WWF, y financiado por la Iniciativa Climática Internacional (IKI, por sus siglas en alemán). El documento, llamado “Entendiendo la conciencia de la biodiversidad en nueve países”, se basó en encuestas que se aplicaron a más de 9.200 personas en países megadiversos.

Ciudadanos de Brasil, Colombia, India, Indonesia, Kenia, México, Perú, Sudáfrica y Vietnam respondieron a un cuestionario en línea para determinar sus niveles de conciencia y actitudes frente a la biodiversidad, así como la voluntad que tienen para tomar acciones para frenar la crisis de pérdida de biodiversidad. Otro objetivo fue comparar los resultados de esta edición de la encuesta con la que se realizó en 2018.

A los encuestados se les preguntó sobre su conocimiento y entendimiento sobre: lo que significa la biodiversidad y los elementos que abarca; los beneficios que traen; las acciones que están dispuestos a tomar en el marco de la crisis de biodiversidad; las fuentes a las que acuden para informarse sobre este tema; y la relación entre la deforestación y el surgimiento de virus.

¿Cuál es la situación en Colombia?

En Colombia, la encuesta consultó a 1.005 ciudadanos entre el 25 de noviembre y el 9 de diciembre de 2021. Junto con Perú, Colombia es uno de los países donde las personas (un 88 % de los encuestados) dicen estar más familiarizadas con la biodiversidad y saber qué es. Este porcentaje no aumentó mucho con relación a la cifra de la encuesta de 2018, pero el indicador que sí incrementó es el número de colombianos conscientes de que la biodiversidad está en declive. Mientras que en 2018 el 64 % dijo estar al tanto de esta problemática, en la encuesta de este año la cifra fue del 68 %. A nivel mundial, este indicador también aumentó un 8 %; en 2018, solo la mitad de los encuestados respondieron saber que la biodiversidad estaba decreciendo, mientras que, en 2022, esta cifra aumentó a 59 %.

Por otra parte, el 62 % de los colombianos perciben que la conservación de la biodiversidad es una prioridad social y el 82 % cree que es el asunto de política pública más importante, por encima de la salud y la educación. En cuanto a la acción que se está tomando para abordar la crisis de biodiversidad, los colombianos opinan que el compromiso de las organizaciones, agricultores y organizaciones no gubernamentales es adecuado, mientras que calificaron las acciones de instituciones gubernamentales, empresas, ministerios y los mismos ciudadanos como “insuficientes”.

De hecho, y tal vez reforzando un poco este último punto, bajó el porcentaje (70 %) de colombianos que se sienten personalmente responsables de proteger la biodiversidad, en comparación a la encuesta del 2018, cuando la cifra fue del 77 %. Esta disminución, explica WWF, siguió la tendencia de todos los países de Latinoamérica. “Aunque el sentido de responsabilidad personal por la protección de la biodiversidad sigue siendo alto, ha caído en todos los países latinoamericanos desde 2018, reflejando potencialmente en parte los aspectos sociales, políticos y cuestiones relacionadas con la salud”, indicó la organización.

La actitud general de los colombianos, sin embargo, es compatible con la conservación de la biodiversidad, ya que un 82 % de los encuestados está de acuerdo en que “al destruir la biodiversidad, los humanos están poniendo en peligro los cimientos mismos de la vida”. ¿Cuáles son las razones que motivan a los colombianos a proteger la biodiversidad?

Al igual que la tendencia mundial, WWF señaló que las razones éticas siguen siendo más importantes que la necesidad de preservar materia prima al hablar la conservación de la biodiversidad. Así, las principales razones para protegerla son: salvar nuestra base de vida; darle a las generaciones futuras la posibilidad de disfrutar la diversidad de la naturaleza; y el derecho de los animales y plantas a existir.

La encuesta identificó que los colombianos están dispuestos a tomar ciertas acciones para preservar la biodiversidad. Estas son: mantenerse informados sobre los desarrollos de la biodiversidad; escoger alternativas de comportamiento eco-amigables; llamar la atención de amigos hacia la biodiversidad; y cambiar de marca, si no tiene prácticas acordes con la protección de la biodiversidad.

Sin embargo, hay ciertas acciones que ningún colombiano encuestado está dispuesto a realizar. Por ejemplo, ninguno de los encuestados donaría plata para el cuidado de áreas protegidas, reduciría su propio consumo de carne o estaría dispuesto a vivir con más moderación para dejar que otras personas disfruten los beneficios de la naturaleza. WWF explicó esta tendencia al indicar que, a nivel mundial, las acciones que implican que las personas paguen más no son tan populares. “Es esencial”, precisó la organización, “que las personas sientan que es su decisión pagar más o no hacerlo”.

🌳 📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre el ambiente? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🐝🦜

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.