8 Mar 2019 - 11:16 p. m.

Detectan una preocupante aceleración del deshielo en Groenlandia

Esta capa de hielo es observada de cerca porque, en caso de derretirse por completo, provocaría un aumento de siete metros del nivel del mar, afectando a las poblaciones costeras en el mundo. Las pérdidas de hielo ocasionadas por la lluvia en esta isla se triplicaron entre 1979 y 2012.

-Redacción Medio Ambiente

El deshielo en Groenlandia se está acelerando, en parte, por las lluvias frecuentes que se presentan durante el largo invierno ártico, un suceso que tiene sorprendidos a los científicos. Se supone que, durante esta época del año, las precipitaciones en esta zona se den habitualmente en forma de nieve, con lo que se puede compensar parte del deshielo generado en invierno. (Lea: Groenlandia se acerca a su punto de inflexión: se derrite cuatro veces más rápido que hace 15 años)

Esta capa de hielo es observada de cerca porque, en caso de derretirse por completo, provocaría un aumento de siete metros del nivel del mar, afectando a las poblaciones costeras en el mundo. Por tal razón, un equipo de expertos del centro de investigaciones oceanográficas (GEOMAR) estudió imágenes satelitales de la capa de hielo, concentrándose en zonas donde hay deshielo. Compararon dichas imágenes con los datos sobre lluvias registrados por 20 estaciones meteorológicas.

Los resultados, publicados en la revista científica The Cryosphere, muestran que mientras que en la fase temprana del estudio llovía en torno a dos veces durante el invierno en 2012, la frecuencia de las lluvias invernales ha subido a 12 por año. Es decir, las pérdidas de hielo ocasionadas por la lluvia en la isla se triplicaron entre 1979 y 2012.

Una situación preocupante, ya que, tradicionalmente, el hielo que se perdía en Groenlandia durante la época de verano se recuperaba en invierno. Al año, esta isla pierde alrededor de 270 mil millones de toneladas de hielo, de la cual, el 70% corresponde al deshielo, mientras que el otro 30% se debe a las masas de hielo que se desgajan. (Puede leer: Un nuevo y gigantesco cráter es descubierto bajo el grueso hielo de Groenlandia)

Según los miembros del centro, en 300 ocasiones entre 1979 y 2012 se ha encontrado una relación entre la lluvia y el deshielo. Actualmente, la lluvia representa el 30% del deshielo. Marco Tedesco, profesor de la Universidad de Columbia e integrante de la investigación, explicó que las lluvias invernales cambian las características de la superficie de la capa de hielo creando las condiciones para que el deshielo se produzca más rápido en verano.

Aunque por el momento la lluvia se limita a zonas del sur y del suroeste de la isla, los investigadores advierten que, a medida que la temperatura aumente, las lluvias se desplazarán por más zonas aumentando drásticamente el deshielo. “Esto abre las puertas a un mundo que es extremadamente importante explorar. Se necesita entender el impacto de los cambios en invierno y primavera sobre lo que ocurre en verano”, concluyó Tedesco. (Le puede interesar: Confirmado por NASA: 2018 fue el cuarto año más cálido registrado desde 1880)

Comparte:
X