31 May 2021 - 5:09 p. m.

El calentamiento global causa 37% de muertes asociadas al calor

Una investigación publicada este lunes revela que en las últimas décadas al menos una de cada tres muertes asociadas al calor fue consecuencia de la crisis climática. En países como Colombia, por ejemplo, a proporción de muertes por calor relacionadas con el cambio climático asciende hasta un 76%.

Redacción Vivir con información de agencias

Este lunes fue publicada en la revista Nature Climate Change una investigación que calcula, por primera vez, el aumento de la mortalidad en el mundo asociada al calor. Para realizarla se recopilaron datos de 732 localidades de 43 países, el esfuerzo más grande realizado hasta la fecha.

El estudio, que estuvo dirigido por el London School of Hygiene & Tropical Medicine (LSHTM) y la Universidad de Berna (Suiza), concluye que entre 1991 y 2018 el 37% de las muertes relacionadas con el calor se debieron a la crisis climática provocada por el hombre. Una muestra más de que el calentamiento global está afectando la salud humana de múltiples maneras.

En otras palabras, ese 37% representa 100.000 muertes cada año, según los investigadores, quienes también advierten que los datos pueden estar subestimados, puesto que falta información de determinadas regiones especialmente afectadas por olas de calor, como África Central y Asia del Sur.

Aunque el impacto del calentamiento global varía sustancialmente entre regiones, la investigación también señala que, paradójicamente, los países más pobres y que menos emisiones han emitido en el pasado, están siendo los más afectados por sus consecuencias. En Brasil, Colombia y Perú, Guatemala y Filipinas por ejemplo, estas muertes tienen una proporción superior al 60%.

En Colombia, particularmente, el estudio advierte que los cambios locales del clima y la vulnerabilidad de la población dispararon el porcentaje de muertes hasta en un 76%.

Estos resultados demuestran que “el cambio climático no es un fenómeno de un futuro lejano”, explica Antonio Gasparrini, autor principal del estudio y profesor de la London School of Hygiene and Tropical Medicine. “Podemos medir los impactos negativos sobre la salud, además de los efectos medioambientales y ecológicos ya conocidos”.

A la vista de estos datos, el estudio advierte de que es vital adoptar cuanto antes medidas de adaptación más eficientes y estrategias de mitigación ambiciosas que reduzcan al máximo la mortalidad atribuible al calor.

“La proporción de muertes relacionadas con el calor seguirá aumentando si no hacemos algo contra el cambio climático o nos adaptamos”, advierte en declaraciones a EFE la investigadora de la Universidad de Berna y primera autora del estudio, Ana M. Vicedo-Cabrera Por ahora, la temperatura media mundial únicamente ha aumentado alrededor de 1°C, pero eso es solo “una fracción de lo que podríamos afrontar si las emisiones siguen creciendo sin control”.

Para Gasparrini “el mensaje es claro: el cambio climático no solo tendrá efectos devastadores en el futuro, sino que todos los continentes están experimentando ya las nefastas consecuencias de las actividades humanas en nuestro planeta. Debemos actuar ahora”.

Los estudios sobre las consecuencias del calentamiento global, especialmente los fenómenos meteorológicos extremos, se multiplicaron en los últimos años, pero son pocos los que conciernen la salud humana, según Dan Mitchell, investigador de la Universidad de Bristol (Gran Bretaña), en un comentario publicado en la revista Nature Climate Change.

Este nuevo “punto de vista es esencial, para que los líderes mundiales comprendan los riesgos”, indicó Mitchell.

2021 es considerado un año crucial para la acción contra el cambio climático, con la celebración de la COP26 en noviembre en Glasgow (Escocia), llamada a tomar decisiones determinantes contra este fenómeno, antes de que sea vuelva irreversible.

Comparte:
X