17 Sep 2020 - 1:04 a. m.

El complejo de Páramos Las Hermosas es declarado sujeto de derechos

El Tribunal Superior de Ibagué ordenó que para este ecosistema, ubicado entre el Valle del Cauca y Tolima, se realice y ejecute un plan conjunto de recuperación y manejo. Para su protección y preservación deberán intervenir 27 entidades nacionales, departamentales y municipales.

Redacción Bibo

El Complejo de Páramos Las Hermosas, uno de los ecosistemas que se encuentra dentro del Parque Nacional Natural Las Hermosas (entre el Valle del Cauca y Tolima), fue declarado sujeto de derechos por el Tribunal Superior de Ibagué. Juan Felipe Rodríguez Vargas y Daniel Rubio Jiménez instauraron una acción de tutela para preservar esta zona en la que se encuentran especies de flora y fauna que son fundamentales para el país. (Lea: Parque Nacional Natural Los Nevados es declarado sujeto de derechos)

La magistrada ponente, Mónica Jimena Reyes, en una sentencia del 15 de septiembre de 2020, ordenó declarar a este complejo de páramos como sujeto especial de derechos para su protección, conservación y preservación. “Se debe garantizar los derechos fundamentales, a la vida, a la salud y a un ambiente sano, debido a la falta de articulación y coordinación en las actuaciones adoptadas en beneficio del parque por las entidades nacionales, territoriales y las corporaciones autónomas accionadas en cumplimiento de sus deberes de cuidado, mantenimiento y conservación del parque”, dice el documento.

Para garantizar la protección, conservación y preservación del ecosistema, el tribunal ordenó al Gobierno Nacional, en cabeza del presidente Iván Duque, ejercer la tutoría y representación legal de los derechos de este ecosistema, que tiene 124.766 hectáreas. Además, con el apoyo de un representante de cada una de las entidades nacionales, departamentales y municipales accionadas deberán instalar un comité presidido por el representante legal del Parque Nacional Natural Las Hermosas. Para delegar a las personas encargadas, el gobierno tienen un plazo de 15 días a partir de la comunicación de la sentencia.

Durante los cinco meses siguientes, el comité deberá preparar un Plan Conjunto de Recuperación, Manejo, Mantenimiento y Conservación del Complejo de Páramos Las Hermosas. En el documento deberá quedar constatado los tiempos, detalles y responsables de las acciones a las que se comprometan. El objetivo es llegar a un 100% de conservación del parque y un 0% de degradación por agricultura o ganadería.

Además, el tribunal exigió la conformación de un grupo de seguimiento al cumplimiento, a la gestión de las directrices y a las decisiones que se han adoptado y las que se tomen en el marco del Plan Conjunto de Recuperación. Este plan deberá estar compuesto por representantes de la Contraloría, la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo, quienes deberán enviar informes trimestrales al tribunal. (Puede leer: Buscan que los ríos de Caquetá sean sujetos de derechos)

El Parque Nacional Natural Las Hermosas tiene 125.000 hectáreas, de las cuales el 80% se encuentra en los municipios de Rioblanco y Chaparral (Tolima) y el 20% en Palmira, Buga, El Cerrito, Tuluá y Pradera (Valle del Cauca).

En esta zona se encuentran 48.298 hectáreas de bosque; un complejo de 368 lagunas de origen glaciar; 387 humedales; 60.088 hectáreas de páramo. Es el hábitat de especies de flora y fauna importantes para el país, como la palma de cera, el encenillo, aliso, pino romerón y roble. Además de la danta de páramo, el oso de anteojos, el venado, el pato de páramo y la pava.

También ofrece un sinfín de servicios ecosistémicos. El más importante es la provisión de servicios hidrológicos y la regulación hídrica. Las áreas de páramo y bosques andinos del área protegida, sumados al complejo lagunar, ayudan a mantener la calidad del agua y mejorar la regulación de la oferta hídrica de los ríos Amoyá, Cambrín y Anamichú (Tolima); Nima, Amaime, Tuluá y Bugalagrande (Cauca).

El agua de estos ríos es utilizada para el consumo humano, el sector pecuario, el sector agroindustrial de la caña en el Valle y arrocero en el Tolima, y para la producción de energía. Además, este ecosistema aporta al almacenamiento de carbono en la biomasa de coberturas vegetales y suelos de los ecosistemas de páramo y bosque andinos. Este aporte se traduce en un beneficio para la regulación del clima y la mitigación del cambio climático. (Le puede interesar: “La naturaleza debe ser un sujeto de derechos”: Belkis Izquierdo)

Comparte: