Publicidad
9 Feb 2022 - 2:39 a. m.

El glaciar más alto del Everest se está derritiendo a una velocidad inesperada

El hielo que tardó 2.000 años en formarse se ha derretido casi que por completo en solo 30 años.
Imagen del glaciar South Col.
Imagen del glaciar South Col.
Foto: Bijaya2043 - wikimedia creative commons

Las noticias no son buenas para el monte Everest. Su glaciar más alto, el South Col, que se encuentra a casi 8,000 metros sobre el nivel del mar, se está derritiendo a una velocidad inusitada. El hielo que se formó en 2.000 años se ha perdido en tan solo 30 años. (Lea Contaminación con plásticos afecta al 88 % de las especies marinas)

Así lo revela una investigación que fue publicada en la revista Climate and Atmospheric Science, del grupo Nature, que resume los resultados de una expedición que hizo un equipo de científicos al Everest para comprender cuál era su estado y el riesgo que enfrentaba ante el cambio climático.

Lo que encontraron los investigadores, luego de escalar el pico más alto del mundo e instalar allí dos estaciones meteorológicas, los dejó asombrados. (Lea 190 académicos piden a Duque detener la deforestación de la Amazonía)

“¿Los glaciares más altos del planeta se ven afectados por el cambio climático de origen humano? La respuesta es un rotundo sí, y de manera muy significativa desde finales de la década de 1990″, dijo en un comunicado Paul Mayewski, glaciólogo y director del Instituto de Cambio Climático de la Universidad de Maine (Estados Unidos).

Los diez científicos que subieron la montaña también recogieron muestras de hielo de diez metros de profundidad para saber cómo había cambiado el grosor del hielo a través del tiempo.

Con esos datos, simularon el crecimiento y retroceso del glaciar, luego de incluirlos en un modelo matemático. Sus conclusiones arrojaron que en los últimos 25 años, el South Col ha perdido hielo de 54 metros de espesor.

El momento más crítico, señalaron, ocurrió en la década del noventa cuando el glaciar perdió la capa de hielo que lo “protegía” y quedó expuesto a la radiación solar que lo ha derretido a gran velocidad.

" El glaciar más alto del Everest ha servido como centinela para este delicado equilibrio y ha demostrado que incluso el techo de la Tierra se ve afectado por el calentamiento de origen antropogénico”, señalan los autores en el comunicado.

Además de ello, ese derretimiento puede tener serias implicaciones para quienes suelen escalar ese pico. Puede, por un lado, generar avalanchas. Por otro, al derretirse el terreno puede ser mucho más peligroso para los escaladores.

“Las predicciones climáticas para el Himalaya sugieren un calentamiento continuo y una pérdida continua de masa glaciar, e incluso la cima del Everest se ve afectada por el calentamiento de fuentes antropogénicas”, aseguró Mariusz Potocki, glacioquímico y candidato a doctorado en el Instituto de Cambio Climático de la U. de Maine.

Síguenos en Google Noticias