7 Jan 2020 - 7:24 p. m.

El humo de Australia podría dar la vuelta al mundo y afectar la salud de muchas personas

De acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial, es posible que el humo generado en ese país empiece a transitar por el planeta. Además, la Organización Mundial de la Salud aseguró que podría afectar a poblaciones vulnerables como niños y ancianos.

Con información de EFE

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) advirtió hoy que el humo causado por los devastadores incendios generados en Australia, ya detectado en Suramérica, podría dar la vuelta al mundo en las condiciones actuales. (Le puede interesar: Primer ministro australiano admite relación entre incendios y el cambio climático)

"Satélites de la Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos muestran que el humo, visible ya en Chile y Argentina, está en camino de circunnavegar el planeta", señaló en rueda de prensa en Ginebra la portavoz de la OMM, Clare Nullis. (Lea: 480 millones de animales son víctimas de los incendios en Australia)

Los incendios en Australia, que causaron más de una veintena de muertes, destruyeron cientos de casas y generaron graves pérdidas económicas, provocan además un empeoramiento de la calidad del aire que supone "una amenaza para la salud", dijo Nullis.

En particular el humo puede impactar la salud de colectivos más sensibles, como niños, mujeres embarazadas y ancianos, y afectar a aquellos pacientes con enfermedades respiratorias y cardiacas, añadió en la misma rueda de prensa la portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Fadela Chaib.

Sin embargo, las autoridades de Argentina habían dado un parte de tranquilidad a su población en horas de la mañana. A través de Twitter, el Servicio Meteorológico Nacional de ese país explicó que no habría consecuencias graves para quienes vivieran en ese territorio. “Solo se verá un sol un poco más rojizo”, explicaron sus voceros.  

Así mismo, Patricio Urra, jefe de turno de Meteorología de Chile, le dijo a la agencia AFP que la nube está a unos 6.000 metros de altura y no hay en ese lugar “ningún fenómeno meteorológico que haga que el humo baje a la superficie”.

“Los fuegos en Australia están causando una enorme destrucción de vida salvaje, ecosistemas y medio ambiente", aeguró Nullis, quien indicó que, pese a que en los últimos días ha habido cierto respiro por la ligera bajada de temperaturas, lo peor podría estar por llegar, ya que el verano en el hemisferio sur apenas está empezando.

La portavoz de la OMM afirmó además que, si bien el cambio climático no es la única causa de esta ola de incendios, favorecidos por un tiempo inusualmente seco en el Índico oriental y húmedo en el occidental, el calentamiento global está "sin duda alguna" jugando un papel en la catastrófica situación en Australia.

"Informes de 2018 ya apuntaron un incremento a largo plazo del clima extremo en Australia, y el aumento de las temperaturas, de en torno a un grado centígrado en relación con la época preindustrial, está contribuyendo a este cambio", subrayó Nullis.

Comparte:
X