9 May 2018 - 6:44 p. m.

El Nevado del Ruiz podría convertirse en el primer geoparque volcánico de Colombia

Los gobernadores de Quindío, Caldas, Risaralda y Tolima solicitaron a la Unesco aprobación y financiación para esta iniciativa que ocuparía 2.283 kilómetros cuadrados.

- Redacción Vivir

Según cuenta La Crónica del Quindío, los gobernadores de Quindío, Risaralda, Caldas y Tolima buscan crear el geo parque volcánico del Ruiz firmaron el jueves una carta dirigida a la Cancillería Colombia para elevar una petición a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco): que el Nevado del Ruíz se convierta en el primer geo parque volcánico, y que esta entidad internacional lo apruebe y financie la iniciativa.

La iniciativa nació como una alianza entre Parques nacionales Naturales de Colombia, el Servicio Geológico Colombiano y el gobernador de Caldas, Guido Echeverri, y de ser aprobada, se convertiría en el sexto geoparque reconocido por la Unesco en América Latina.

“Para ello se partirá de los paisajes de importancia geológica internacional en áreas principales de amortiguación del parque Los Nevados, en jurisdicción de 17 municipios de los cuatro departamentos, en una extensión que abarca 2.283 kilómetros cuadrados”, dijo Echeverri a La Crónica del Quindío. “Existe la voluntad de los cuatro departamentos de trabajar unificadamente para adelantar este proceso y llevarlo a su culminación final. Esto ha sido sustentado con datos científicos y técnicos, para demostrar que somos una conformación geográfica”.

En el mundo hay 144 geoparques reconocidos por ellos y Latinoamérica solo cinco. Un geoparque es un territorio con una red de lugares de importancia geológica, etnográfica, ecológica y cultural. Según la Unesco, “los Geoparques Mundiales cuentan la historia de 4.600 millones de años del planeta Tierra y de los acontecimientos geológicos que le dieron forma, así como la evolución de la humanidad misma. No sólo muestran evidencia de los cambios climáticos en el pasado, sino que también informan a las comunidades locales de los desafíos actuales y ayudan a prepararse para riesgos tales como terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas”.

Los criterios que tendría en cuenta la Unesco para declarar al Nevado del Ruíz como un geoparque es el interés científico (registro de eventos y procesos geológicos que permite comprender el pasado y ayuda a predecir); su singularidad; su representatividad; su valor estético y su valor didáctico.

Sobre el interés científico, las erupciones del Nevado del Ruíz, a pesar de la tragedia, han sido impulsoras de la gestión del riesgo y la ciencia geológica en Colombia (aunque continúa siendo una amenaza para las 500.000 personas que viven en sus valles).

En 1985, después de la tragedia de Armero que sepultó el pueblo y mató a 25.000 personas, el gobierno colombiano creó la Dirección de Prevención y Atención de Desastres, un ente especializado encargado de concienciar a la población sobre las amenazas naturales. Adicionalmente, muchas ciudades de Colombia cuentan con programas propios. Los residentes cercanos al Nevado del Ruiz son especialmente cautelosos frente a la actividad volcánica, cuando se presentó una nueva erupción en 1989, más de 2300 personas que vivían en las inmediaciones del volcán fueron evacuadas.

La directora técnica de geoamenazas del Servicio Geológico Colombiano, Martha Lucía Calvache Velasco, afirmó en el medio quindiano que “es muy importante que en Colombia se empiece a incorporar el patrimonio geológico como un elemento importante en nuestro aprendizaje, entendimiento y cultura. Como personas debemos conocer el territorio en el que estamos viviendo. Si las personas no entendemos las manifestaciones naturales como erupciones o sismos no podemos planificar, hacer buen uso del suelo y vivir en paz con nuestro territorio. Se trata de proteger el agua de más de 2 millones de habitantes, además de la protección del entorno natural y el impulso del aspecto turístico”.

El proyecto está en conversaciones desde 2016, y Parques Nacionales asignó 100 millones de pesos del presupuesto ese año para presentar el caso ante la Unesco.

Comparte:
X