6 Feb 2017 - 7:55 p. m.

El patrimonio natural, en riesgo por las acciones humanas

Más de cien tesoros naturales están siendo acorralados por la deforestación, la expansión agrícola y la infraestructura vial.  

TATIANA PARDO

"El mundo nunca aceptaría que la Acrópolis fuera derribada o que un par de pirámides fueran aplastadas para levantar urbanizaciones y carreteras. Pero, ahora mismo, en todo el planeta, estamos permitiendo que nuestros lugares catalogados como Patrimonio Natural de la Humanidad sean seriamente alterados", denunció el ecólogo de la Wildlife Conservation Society (WCS), James Watson.

En 1972, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) adoptó un tratado internacional denominado Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural. ¿Su propósito? Destinar y proteger el patrimonio cultural y natural del mundo. 

De los 1031 monumentos, ciudades y parajes que hacen parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad, 229 corresponden exclusivamente a tesoros naturales que guardan en sus entrañas una riqueza que trasciende las fronteras, de ahí la importancia y los esfuerzos internacionales por protegerlos y conservarlos. 

Sin embargo, el primer estudio global que cuantifica las acciones negativas del ser humano sobre los sitios naturales de patrimonio de la humanidad, advierte que, desde 1993 hasta la fecha, más de 100 lugares están peor de lo que estaban. La expansión agrícola, la construcción de carreteras, la deforestación y el pastoreo tienen amenazadas estas áreas naturales. 

Los investigadores evaluaron la presión humana en cada uno de los sitios y la pérdida de bosque a lo largo del tiempo. ¿El resultado? la presión del hombre ha aumentado en el 63% de los Sitios Naturales de Patrimonio de la Humanidad en los últimos 25 años y en todos los continentes excepto Europa. 

“Los aumentos más grandes de la presión humana se produjeron en el continente asiático, donde aumentó en un 8% entre 1993 y 2009. En Oceanía y Sudamérica también hubo un ascenso de la huella humana promedio, aumentando un 6,8% y un 4,3% respectivamente”, advierte el documento, publicado en la revista Biological Conservation. 

En cuanto a la pérdida de bosque, la investigación revela que en el 91% de los sitios naturales hubo deforestación. En el año 2000 habían 433.173 km2 de cobertura forestal dentro de todos los sitios naturales de patrimonio mundial, mientras que para el final de 2012 el área total de la cobertura forestal perdida era de 7271 km2. Norteamérica fue el más arrasado: corresponde al 57% de todo el bosque perdido en el mundo dentro de estos sitios, supuestamente protegidos. 

El Parque internacional de la Paz Waterton-Glacier, en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, perdió casi un cuarto de su superficie forestal, 540 km2. El Parque Nacional del Búfalo de los Bosques (Canadá) perdió 2.581 km2 de bosque, la Reserva de la biósfera Río Plátano (Honduras) perdió 365 km2 de su bosque y la 

“Que un sitio natural pierda el 10 o 20% de su área boscosa en dos décadas es alarmante y debe ser abordado", dice Allan James, principal autor del estudio. "Es necesaria una intervención urgente para salvar estos lugares y sus valores naturales universales. Es hora de que la comunidad global se ponga de pie y haga que los gobiernos tomen acciones".

El estudio no tuvo en cuenta los impactos del cambio climático y el turismo masivo en estos lugares por lo que los resultados, dicen los autores, son bastante conservadores. "Solo hemos valorado los daños hasta ahora. Con una población en aumento, infraestructuras y el cambio climático, las cosas serán peor", dice James.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete