El peso de edificios y máquinas superó al de la biomasa del planeta

Noticias destacadas de Ambiente

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nature, 2020 es el año en que el peso de edificios y maquinaria creada por la humanidad superó el peso de árboles y animales del planeta. Otra muestra de la profunda transformación humana de la vida en el Planeta.

La humanidad se ha convertido en una fuerza dominante en la configuración de la faz de la Tierra, pero a veces tratar de calcular este impacto es complejo. Por dónde empezar: ¿por la cantidad de emisiones de carbono de un país, o de las empresas? ¿Por la cantidad de personas que nacen a diario?

Un buen puno de comparación es el peso de la biomasa de nuestro planeta versus el peso de los edificios, carreteras, desechos plásticos y máquinas creadas por los humanos. Un estudio reciente de la biomasa viva restante de la Tierra ha encontrado que, en masa, las plantas constituyen la gran mayoría (alrededor del 90%), seguidas de bacterias, hongos, arqueas, protistas y animales. Si bien la masa de humanos es solo alrededor del 0.01% de la biomasa global, nuestra civilización ya había tenido un impacto sustancial y diverso en ella hace 3.000 años. Desde la primera revolución agrícola, la humanidad ha reducido aproximadamente a la mitad la masa de plantas. Otras acciones humanas, incluida la cría de ganado, la caza y la sobrepesca, también han afectado fuertemente a las masas de varias otras especies.

Un grupo de investigadores se basó en estadísticas existentes desde 1900 para calcular cuánto pesa lo que hemos construido, y cuánto pesa la biomasa del planeta, y según publicaron en la revista Nature, en 2020 la masa artificial superó por primera vez a la natural.

Estimaron la biomasa global y la masa humana a partir de 1900 en unidades de teratoninos peso seco (es decir, excluyendo el agua). Durante los últimos 100 años, la masa antropogénica ha aumentado rápidamente, duplicándose cada 20 años, en contraste con la biomasa total, que no ha cambiado tan marcadamente (afectada por una interacción compleja de deforestación, forestación y aumento del efecto de fertilización con CO2, entre otras cosas).

Según sus cálculos, la acumulación de masa antropogénica ahora ha alcanzado 30Gt por año, y en el 2020 superó el peso de la biomasa. Para hacernos a una idea: a principios del siglo XX, la masa antropogénica era igual a solo el 3% de la biomasa global, y aproximadamente 120 años después, la masa antropogénica ya excedió la biomasa total en el mundo.

Por ejemplo, el cambio gradual de la construcción dominada por ladrillos al hormigón, que se inclinó a favor del hormigón a mediados de la década de 1950, es evidente, al igual que la aparición del asfalto como un material importante para el pavimento de carreteras a partir de la década de 1960. Si continúan las tendencias actuales, se espera que la masa antropogénica, incluidos los desechos, supere los 3Tt para 2040, casi el triple de la biomasa seca de la Tierra.

Los autores del estudio dividieron el peso de “lo humano” en seis categorías: hormigón, asfalto (arenas y gravas), ladrillos, metales (de los cuales se existen 280 artificiales) y plásticos (también aquí incluyeron e vidrio). Un informe de la OCDE estimó que se arrancaron de la Tierra 24.000 millones de toneladas de agregados en 2011 y hay estudios que calculan que el sustento de la sociedad es casi en un 80% arena. Con financiación europea, Torres lidera el proyecto Sandlinks (conexiones de arena), que estudia la crisis mundial de este material y sus impactos, según mencionó El País de España.

Comparte en redes: