4 May 2018 - 1:04 p. m.

El récord de temperatura en la Antártida se mantiene en 17,5 °C

La Organización Meteorológica Mundial descartó que el registró de una estación checa el 23 de marzo de 2015 de 17,9 °C fuera correcto.

Redacción VIVIR

Expertos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) anunciaron los resultados de una nueva evaluación sobre la temperatura más alta registrada en el continente antártico. El comité confirmó el récord actual de 17,5 °C (63,5 °F) registrado el 24 de marzo de 2015 en la base de investigación argentina Esperanza, ubicada cerca del extremo septentrional de la península antártica es la más alta hasta el momento.

Con esta decisión el comité descartó como el más alto el reportado por una estación meteorológica automática establecida por la República Checa en Davies Dome, también ubicada cerca del extremo septentrional de la península antártica, que captó una temperatura de 17,9 °C (64,2 °F).

Para determinar si se había establecido o no un nuevo récord de temperatura en la Antártida, el comité de la OMM revisó otros datos y concluyó unánimemente que la observación realizada en Davies Dome se debía reducir y ajustar. El motivo era que existía la posibilidad de que el sensor de temperatura en Davies Dome se hubiera calentado unos 0,9 °C (1,6 °F) por encima de la temperatura real del aire debido a una combinación de alta radiación solar (proveniente directamente del sol y del reflejo de la superficie de hielo subyacente) y baja velocidad del viento.

Según el Archivo de fenómenos meteorológicos y climáticos extremos de la Comisión de Climatología de la OMM, la base Esperanza mantiene el récord de la temperatura más alta (17,5 °C) del "continente antártico" (definido como la masa continental principal e islas adyacentes).

“Ese esmero y análisis cuidadoso de los datos demuestra la importancia que se da a desarrollar y mantener la mejor base de datos posible sobre condiciones meteorológicas y climáticas extremas en todo el mundo”, dijo a través de un comunicado Randall Ceverny, portavoz de la OMM.

La importancia de monitorear con precisión la temperatura de la Antártida, un territorio que abarca 14 millones de km2 (aproximadamente el doble del tamaño de Australia), se debe a que su inmensa capa de hielo tiene un espesor de hasta 4,8 km y contiene el 90 % del agua dulce del mundo, suficiente para aumentar el nivel del mar en unos 60 metros si se derritiera. La península antártica es una de las zonas con mayor tasa de calentamiento del planeta: casi 3 °C en los últimos 50 años. Aproximadamente el 87 % de los glaciares a lo largo de la costa oeste de la península antártica han retrocedido en los últimos 50 años, y la mayor parte de ese retroceso se ha observado en los últimos 12 años.

Los demás récords de temperatura de la región antártica no cambian.

En concreto, la temperatura más alta para la "región antártica" (definida por la OMM y las Naciones Unidas como toda la tierra y el hielo al sur de los 60 °S) de 19,8 °C (67,6 °F) se observó el 30 de enero de 1982 en la estación de investigación de Signy, en la Bahía de Borge, en la isla de Signy.

La temperatura más alta para la meseta antártica [a una altitud de 2500 metros (8202 pies) o más] fue la observación de −7,0 °C (19,4 °F) registrada el 28 de diciembre de 1980 en la estación meteorológica automática D-80 situada en el interior de la costa Adélie.

La temperatura más baja registrada hasta ahora por mediciones en tierra para la región antártica, y para todo el mundo, fue de −89,2 °C en la estación Vostok, el 21 de julio de 1983.

 

Comparte:
X