Publicidad
22 Jul 2022 - 5:05 p. m.

En 2021 continuó tendencia al calentamiento en América Latina y el Caribe

El informe “El estado del clima en América Latina y el Caribe” advierte que la región está siendo afectada por fenómenos metereológicos extremos y el cambio climático. Algunos hallazgos son que el nivel del mar continuó subiendo a un ritmo más rápido que a escala mundial y que la temporada de huracanes del Atlántico de 2021 fue la tercera más activa de la que se tiene constancia.
Los Andes, el noreste del Brasil y los países del norte de América Central son algunas de las regiones más sensibles a las migraciones y los desplazamientos motivados por causas climáticas.
Los Andes, el noreste del Brasil y los países del norte de América Central son algunas de las regiones más sensibles a las migraciones y los desplazamientos motivados por causas climáticas.

Este viernes 22 de julio la Organización Meteorológica Mundial (WMO por sus siglas en inglés) presentó el informe “El Estado del clima en América Latina y el Caribe” en donde se señaló que los fenómenos metereológicos extremos, como las sequías, precipitaciones excesivas y el deshielo, están afectando a la región de América Latina y el Caribe.

“En el informe se muestra que, desafortunadamente, los riesgos hidrometeorológicos —como las sequías, las olas de calor y de frío, los ciclones tropicales y las crecidas— han causado la pérdida de cientos de vidas, han ocasionado graves daños en la producción agrícola y las infraestructuras y han provocado desplazamientos de población”, dijo el Secretario General de la OMM, profesor Petteri Taalas. (También puede leer: Las 26 especies de esturión que quedan en el mundo están cerca de extinguirse)

Entre varias otras conclusiones el informe identificó que la región continuó en una tendencia de calentamiento durante 2021, pues la temperatura media fue de aproximadamente 0,2 °C por década entre 1991 y 2021, en comparación con los 0,1 °C por década registrados entre 1961 y 1990. A pesar de haber sido un año más frío por el fenómeno de La Niña, igualmente se situó entre el sexto y el decimosexto más cálidos en América del Sur. En esta parte de la región, se identificaron anomalías de temperatura, es decir, cambios en este indicador con respecto al estándar, de +1 °C y +2 °C en Brasil, Colombia, Chile y Argentina.

Por otra parte, el documento también encontró que las tendencias en precipitaciones en América del Sur variaron. Mientras que países como Chile, Perú, Brasil, Venezuela y Uruguay presentaron registros por debajo de lo usual, Colombia, Guayana Francesa, Suriname y Guyana tuvieron niveles más altos de lo usual. En los lugares donde hubo precipitaciones extremas se presentaron fenómenos como desplazamientos y crecidas, lo que causó cientos de víctimas mortales, miles de desplazados y pérdidas millonarias.

Pero este no es el único suceso que causó riesgos para las personas de la región. El documento concluyó además que el nivel del mar en la región continuó subiendo a un ritmo más rápido que a escala mundial, sobre todo a lo largo de la costa atlántica de América del Sur al sur del ecuador y en el Atlántico norte subtropical y el golfo de México. Este aumento “amenaza a la gran parte de la población de América Latina y el Caribe que vive en zonas costeras, ya que contamina los acuíferos de agua dulce, erosiona las costas, inunda las zonas bajas y aumenta el riesgo de mareas de tempestad”, advirtió el documento. (Le puede interesar: ¿Qué piensan las comunidades locales de los hipopótamos, especie invasora?)

El informe además prevé que haya un agravamiento de los impactos derivados de estos eventos en la región, exponiendo cada vez más a personas, ecosistemas e infraestructura a riesgos mayores. En particular, el estudio apunta a que las condiciones de sequía probablemente se intensificarán en la Amazonia, el noreste del Brasil, América Central, el Caribe y algunas partes de México, mientras que los efectos de los huracanes podrían aumentar en América Central y el Caribe.

“El cambio climático está amenazando sistemas vitales de la región, como los glaciares de los Andes, los arrecifes de coral de América Central o la selva amazónica, cuya situación está cerca de ser crítica y corren el riesgo de presentar daños irreversibles”, advierte el informe.

Para reducir estos efectos, es necesario mejorar los sistemas de alerta temprana e inversiones sostenible, así como apoyar las decisiones en materia de gestión de recursos, indica el informe.

🌳 📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre el ambiente? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🐝🦜

Síguenos en Google Noticias