13 Jul 2021 - 5:32 p. m.

Reducir a la mitad la tasa de especies invasoras, una nueva meta de biodiversidad

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) publicó un primer borrador sobre las metas que deberán discutirse en la cumbre de Kunming, China, a finales de este año. También proponen reducir en 2/3 el uso de pesticidas y disminuir en un 90% la tasa de extinciones para mitad de siglo.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

El día de hoy se hizo público el primer borrador del marco posterior a 2020 del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), el instrumento internacional más grande sobre el tema que, además, ha sido ratificado por 196. El documento, que aún sigue en construcción, busca determinar unas metas y acuerdos específicos para mitigar la actual perdida de biodiversidad que se vive a nivel global. De alguna manera, busca lograr unos parámetros similares a los que se determinaron en el Acuerdo de París para el cambio climático, pero con la biodiversidad.

Algunos de los propósitos que ya menciona el borrador son lograr proteger el 30% de los mares y la tierra para el 2030, disminuir el uso de pesticidas a 2/3, reducir a la mitad la tasa de introducción de especies invasoras y eliminar $500 mil millones de dólares de subsidios gubernamentales a actividades perjudiciales para el medio ambiente y la biodiversidad. (Le puede interesar: El dilema ético que despiertan los hipopótamos de Escobar)

“Junto con los objetivos preliminares de 2030, los nuevos objetivos para mediados de siglo incluyen reducir la tasa actual de extinciones en un 90%, mejorar la integridad de todos los ecosistemas, valorar la contribución de la naturaleza a la humanidad y proporcionar los recursos financieros para lograr la visión”, resume el periódico The Guardian.

Este primer borrador se hizo publicó después de que negociadores y expertos clave de distintos países lo negociaran virtualmente entre mayo y junio. Sin embargo, la idea es que las decisiones finales se tomen en una cumbre que, en teoría, se realizará en la ciudad de Kunming, China, en octubre de este año. Pero lo probable, explica el periódico The Guardian, es que la cumbre se aplace por tercera vez, debido a la pandemia, y se desarrolle hasta el primer semestre del 2022. (Le sugerimos: 2021: el año clave para evitar una catástrofe de biodiversidad planetaria)

“Viene un cambio en cómo producimos comida. Habrá mucho más humanos en diez años y necesitarán alimentarse. Por eso no se trata de disminuir el nivel de la actividad, sino de aumentar su producción a la vez que se impacta menos la naturaleza”, explicó Basile van Havre, uno de los miembros del CBD y coautor del borrador. Van Havre ha sido uno de los líderes que viene presionando para que las metas que se acuerden en la cumbre en China sean más ambiciosas.

Y es que no se trata de una tarea menor. Aunque el cambio climático suele robarse la atención de cámaras y medios, la crisis por perdida de biodiversidad es enorme y ambas están relacionadas. Varios científicos han advertido que estamos viviendo la sexta extinción masiva por culpa de las actividades humanas y, según la ONU, hay un millón de especies en peligro de extinción por nuestra culpa. (Lea también: Cambio climático y pérdida de biodiversidad, dos crisis que se deben resolver juntas)

De hecho, en el borrador también se mencionan metas que atacan el cambio climático y la biodiversidad a la vez, como las soluciones basadas en la naturaleza. Por ejemplo, “la restauración de humedales y la adopción de la agricultura regenerativa contribuirán con la captura de al menos 10 gigatoneladas de dióxido de carbono equivalente al año”, comenta el periódico inglés.

Vale recordar que la última agenda mundial para superar la pérdida de biodiversidad, que fueron las metas Aichi, se podrían considerar un fracaso. De las 20 metas propuestas, ninguna se cumplió en un 100%. Seis se lograron parcialmente y el resto, nada. Las que más avanzaron, entonces, fueron la 9, referente a especies invasoras; la 17, que buscaba emplear figuras de protección para el 17% de la tierra y el 10% del mar; la 16, que plantea un acceso a los recursos genéticos justo; la 17, que hablaba de políticas de biodiversidad; la 19, que buscaba mejores evaluaciones sobre el estado de la biodiversidad y la 20, que buscaba fortalecer los recursos financieros.

Comparte:
X