25 Mar 2021 - 3:02 p. m.

Estas son las 10 especies de tortuga más amenazadas en Colombia

El alto consumo de sus huevos y carne, las presiones sobre los ecosistemas, la pérdida y contaminación del hábitat y el calentamiento global, son algunos de los problemas a los que se enfrentan las especies. La tortuga de río del Magdalena es una de las más amenazadas.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

De acuerdo a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), las tortugas son uno de los grupos de vertebrados más amenazados del mundo. Datos de la organización revelan que más de la mitad de las especies que han sobrevivido están en vía de extinción, una de las principales causas es la actividad humana. (Lea: La colombiana que busca proteger al águila real de montaña)

Colombia es el séptimo país con mayor riqueza de tortugas en el mundo. Albergar más de 30 especies: 29 son continentales (de agua dulce, semiacuáticas o terrestres) y cinco marinas. De esas especies registradas, 10 corren un alto riesgo de extinción: dos están Peligro Crítico; tres En Peligro y cinco son Vulnerables.

Un informe del Instituto Humboldt reveló que “las acciones que generan una mayor presión sobre las poblaciones son el deterioro y contaminación de los ecosistemas, el desarrollo económico sin una planeación y manejo adecuados, el tráfico ilegal de fauna silvestre y el calentamiento global”. Según el instituto, los casos más preocupantes son los de la tortuga de río del Magdalena, la carranchina y la cabeza de trozo, todas son especies endémicas.

En un informe, el Instituto Humboldt señaló cuáles son esas 10 especies que están en peligro:

1. Tortuga del río Magdalena

Esta estepecie, que está en peligro crítico, es endémica y habita en las cuencas del Caribe y Magdalena. Hasta el momento han sido registrada en Antioquia, Atlántico, Bolívar, Boyacá, Caldas, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, La Guajira, Magdalena, Santander, Sucre y Tolima.

Según la UICN la catalogó como especie en Peligro Crítico de extinción por la destrucción y contaminación del hábitat, consumo, explotación comercial y construcción de represas. El Libro Rojo de los Reptiles señala que “los huevos, neonatos, juveniles y adultos son aprovechados para el consumo. También la capturan para tenerla como mascota y su área de distribución no coincide con ninguna zona de protección privada o estatal”. (Puede leer: El colombiano que estudió los cambios en los ecosistemas aéreos durante la pandemia)

2. Charapa

En los ríos Orinoco y Amazonas son el hogar de esta especie, conocida por ser la tortuga de agua dulce con el caparazón más grande del Neotrópico. Puede llegar a medir 89 centímetros. En Colombia se le puede ver en los ríos de aguas oscuras y claras del Amazonas, Arauca, Caquetá, Casanare, Guainía, Meta, Putumayo, Vaupés y Vichada.

La UICN la ha catalogado como una especie en peligro de extinción. Sus principales amenazas son la caza, saqueo y comercialización de adultos y huevos.

3. Terecay

En Colombia habita en las cuencas del Amazonas y Orinoco y en Suramérica hay registros en los ecosistemas selváticos y sabanas de Bolivia, Brasil, Ecuador, Guayana, Guayana Francesa, Perú, Surinam y Venezuela. Es la segunda tortuga de agua dulce con caparazón más grande.

El Libro Rojo de los Reptiles señaló que esta especie ha perdido más del 50% de su población en las últimas tres generaciones. Según la publicación, esta tortuga ha sido objeto de explotación comercial y consumo masivo de huevos y adultos. Es cazada para elaborar aceites y ungüentos medicinales con su grasa.

4. Carranchina

Esta especie también es conocida como montañera o cabeza al lado, es una especie endémica de los remanentes del bosque seco del Caribe colombiano. Está catalogada como en peligro. Es una tortuga acuática pequeña. (Le puede interesar: Verde, justa y resiliente: claves para una recuperación económica pospandemia)

Una de las principales amenazas que enfrenta esta especies es la transformación de su hábitat, la pérdida de la cobertura vegetal, quemas, contaminación química de las aguas, urbanización, agricultura y ganadería.

5. Inguensa

Es una especie endémica en Colombia y Venezuela. En Colombia se ha registrado en Norte de Santander y en la subcuenca del Catatumbo. Es una especie semiacuática que vive en lagos, pozos y remansos.

La contaminación es una de las principales amenazas que enfrenta la especie, señala el Libro Rojo de Reptiles. El instituto señala que, hasta el momento, esta tortuga no cuenta con ninguna medida de conservación.

6. Morrocoy

Es una tortuga terrestre grande que ha sido catalogada como una especie vulnerable. Se ha registrado en 10 países de América Latina. En Colombia, por ejemplo, es una de las especies con mayor distribución en las cuencas de Caribe, Magdalena, Orinoco y Pacífico.

El bosque seco tropical es el principal hogar. Y, de acuerdo con la publicación, es uno de los animales más capturados por los habitantes del Caribe para tenerlos como mascotas. La ganadería, quemas, minería ilegal y extracción de madera también son una amenaza de su especie.

7. Hicotea

También es conocida como galápago o morrocoy de agua. Está catalogada como una especie vulnerable y solo habita en Colombia y Venezuela. De acuerdo con el Instituto habita en el Caribe y Magdalena.

Ha perdido cerca del 30% de su población en los últimos 20 años, principalmente por los altos niveles de explotación y degradación de su hábitat. La hicotea es la tortuga más decomisada del país, con el 50% de los registros solo entre 2005 y 2009. Otra de la gran amenaza es la alteración de las ciénagas y otros cuerpos de agua dulce.

8. Cabeza de trozo

Es una tortuga única del Chocó colombiano. Esta tortuga, que es pequeña y alcanza al menos 18 centímetros, está considerada como una especie vulnerable. De acuerdo al instituto, no existen registros de explotación comercial de la especie, probablemente por su rareza. (Lea también: El calentamiento de los océanos alcanza niveles récord)

“Por tratarse de una especie endémica para el Pacífico colombiano y estar amenazada por la minería y deforestación. Se requiere continuar con estudios demográficos de la especie y determinar el efecto de las perturbaciones humanas como la deforestación y contaminación del agua por minería”, señala el instituto.

9. Chipiro

Solo habita en Brasil, Colombia y Venezuela. En Colombia hace presencia en las cuencas del Amazonas (río Negro) y Orinoco. Está catalogada como una especie vulnerable.

Las principales amenazas a las que se enfrenta es la reducción poblacional y amenazas que aún no han sido controladas, como el sobreaprovechamiento y disminución de la calidad del hábitat.

10. Swanka

Habita en algunas zonas de Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y El Salvador. En Colombia es una especie exclusiva del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Esta especie ha sido catalogada como vulnerable por la distribución restringida y bajo número de localidades. Adicionalmente, esta especie es consumida ocasionalmente en la isla de San Andrés.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete