10 Aug 2018 - 1:04 a. m.

Este año los huracanes no serán tantos (ni tan fuertes) como en 2017

En un informe, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU., frente al 2017, aseguró que en esta ocasión la temporada será 60% menor y no tendrá las devastadoras consecuencias que tuvo en 2018.

EFE

Los meteorólogos estadounidenses pronosticaron hoy una temporada de huracanes en el Atlántico un 60 % por debajo de lo normal, frente al 25 % previsto en mayo pasado, con la formación de entre 4 y 7 huracanes y de 9 a 13 tormentas tropicales.

"Las condiciones del océano y de la atmósfera están conspirando para producir menos actividad en la temporada de huracanes en el Atlántico de lo que inicialmente se predijo", señaló en el nuevo informe la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos.

Sin embargo, aunque la temporada será "menos activa". "Hay todavía más tormentas por llegar y está lejos de acabar; por ello, instamos a la población a permanecer vigilante", dijo Gerry Bell, jefe de meteorología del Centro de Predicción Climática de la NOAA.

Bell resaltó que entre agosto y octubre se encuentra en la cima la temporada de ciclones del Atlántico, que afecta durante seis meses a Estados Unidos, el Caribe y México. Las probabilidades de que haya una actividad por encima de lo normal cayeron de un 35 % en mayo a un 10 % en este nuevo pronóstico.

En mayo pasado la NOAA había pronosticado una actividad "por encima del promedio", con entre 5 y 9 huracanes, de los cuales entre 1 y 4 podían ser de categoría mayor, y la formación de 10 a 16 tormentas tropicales. En cuanto a los ciclones de categoría mayor, prevén que podría no formarse ninguno o dos como máximo.

Hasta el momento, en la actual temporada de huracanes en el Atlántico se han formado cuatro tormentas tropicales, de las cuales Beryl y Chris se convirtieron en huracán de categoría 1 y 2, respectivamente.

El pronóstico revisado a la baja por la NOAA coincide con el presentado el pasado 2 de agosto por la Universidad Estatal de Colorado en Fort Collins, que en su revisión indicó que la actividad estará "por debajo del promedio histórico" en el Atlántico.

Habrá "menos tormentas y menos posibilidades de huracanes" que afecten a territorio estadounidense que lo pronosticado inicialmente en abril pasado, señaló el informe a cargo de Philip J. Klotzbach, investigador en jefe del proyecto.

La razón, dijo Klotzbach, es que las aguas del Atlántico tropical están "más frías de lo normal" y a la vez existe un "relativamente alto potencial" de que se desarrolle un fenómeno de El Niño débil en los próximos meses.

El nuevo pronóstico prevé cinco huracanes en la cuenca del Atlántico (antes eran 7) y sólo uno de ellos de las categorías más destructivas (antes eran 3). Además, ese huracán duraría sólo 2 días, en lugar de 7 como se había pronosticado en abril.

La probabilidad de un huracán grande en la zona del Caribe también bajó.  Frente al promedio histórico, que es del 42%, el de hoy es de 28%.

Comparte:
X