30 Nov 2020 - 5:03 p. m.

Graban a un grupo de elefantes buscando comida en un vertedero de basura en Sri Lanka

En el vertedero de Ampara fue instalado hace aproximadamente una década en medio de un corredor en el que viven entre 200 y 300 elefantes. Los ejemplares además de comer restos de alimentos, también tragan plásticos, lo que les provoca la muerte. En 2019 murieron 361 de ellos.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

Los tres mayores botaderos de basura de Sri Lanka están ubicados junto a zonas protegidas de elefantes, por lo que es habitual verlos entre montones de plástico, papel u otros residuos en busca de restos vegetales para poderse alimentar. Una imagen que se repite constantemente en este país y que ha provocado la muerte de cientos de estos ejemplares. Solo en 2019 murieron 361 de ellos a causa de la contaminación. (Lea: “El elefante es un aliado para combatir el cambio climático”)

El plástico es una de las principales causas de muerte de los elefantes. Las autopsias han mostrado grandes cantidades de este material en el estómago de los animales que murieron en agonía después de hurgar en los vertederos. Según informó el Departamento de Conservación de la Vida Silvestre, la cantidad de vertederos de basura al aire libre se había reducido a 15 desde 2017, pero el problema persiste aún en nueve sitios.

Recientemente, un dron pudo grabar a un grupo de elefantes en el vertedero de Ampara, construido hace una década en medio de un corredor en el que viven entre 200 y 300 elefantes. En esta zona, añadió el departamento, ya se ha iniciado un trabajo de vallado que, se espera, culmine en 2021. Y aunque el gobierno ha insistido en que está construyendo trincheras y cercas eléctricas para evitar que los elefantes comieran basura plástica, muchos de ellos se las ingenian para abrirse camino hasta la basura y poder alimentarse. (Puede leer: ¿Por qué se presentan muertes masivas de elefantes en África? Científicos estudian las causas)

Fuentes oficias le aseguraron a AFP que “van a iniciar un nuevo trabajo de trincheras más efectivo. Esta vez tendrían dos metros de profundidad para evitar que los elefantes ingresen a los vertederos” y así poder detener su intoxicación con este material.

Datos de organizaciones ambientales estiman que la población de elefantes de Sri Lanka se ha reducido a unos 7.000 ejemplares según el último censo, frente a los 12.000 que habían registrado a principios del siglo XX. La mayoría de ellos son asesinados a tiros o envenenados por agricultores que intentan mantenerlos alejados de sus tierras y otro gran número muere por consumir basura plástica de los vertederos a cielo abierto. (Le podría interesar: El misterio detrás de la muerte de cientos de elefantes en Botsuana)

Comparte:
X