21 May 2014 - 6:14 p. m.

Hermanos Gasca entregan dos elefantas a la Hacienda Nápoles

Raúl Gasca comprobará si sus animales se adaptan al parque temático y en cuatro meses decidirá si los dona definitivamente.

Redacción Vivir

Seis días después de que la Corte Constitucional avalara la ley que prohíbe, en Colombia, el uso de animales silvestres en espectáculos (la 1638 de 2013). El Circo Hermanos Gasca informó que le entregó, de manera provisional, sus dos elefantas al Parque Temático Hacienda Nápoles.

Hace un par de años los directivos del parque le habían propuesto a Raúl Gasca, representante legal del circo, que si la ley se aprobaba ellos podrían hacerse cargo de sus animales salvajes, pues habían adecuado una infraestructura segura para que los elefantes pudieran convivir en las mejores condiciones cerca de los tigres de bengala, leones, cebras, avestruces, hipopótamos, búfalos y un rinoceronte que viven en la hacienda.

Recibimos las dos elefantas en perfecto estado, creemos que aquí se van a adaptar bien”, dice Carlos Palacio, director de Nápoles.

Carolina y Patricia, de 35 años, llegaron al Circo Hermanos Gasca cuando eran crías. “Las conozco desde niño, tenemos la misma edad, crecimos juntos en el circo y las he cuidado toda mi vida. Ahora esperaré unos cuatro meses para ver si se adaptan al parque. Sé que es un espacio único, pero también sé que el vínculo de ellas conmigo es muy fuerte y aún no estoy seguro de que nos queramos separar”, dice Raúl Gasca, hijo y nieto de cirqueros.

Aunque la ley 1638 de 2013 le entregó plazo a los circos un plazo hasta mediados de 2015 para sustituir los espectáculos que incluyan animales salvajes -con la opción de entregar a las autoridades ambientales las especies que tienen en su poder- Gasca decidió enviar a sus elefantas a Nápoles para tener tiempo suficiente para decidir si quiere dejarlas en Colombia o si optará por trasladarlas a México.

Podría llevármelas y no regresar. Pero mi papá trajo el circo desde México a este país hace más de 30 años y a mí me encanta Colombia. Aunque nos adaptamos a la ley sigo pensando que es una tristeza que la gente no pueda volver a disfrutar de los animales. Para mí es difícil concebir el circo sin ellos”, dice Gasca.

¿Cómo adaptarán sus espectáculos para no volver a utilizar elefantes y tigres? “La gente que ha criticado nuestro trabajo realmente no sabe nada de lo que somos. De las dos horas que dura la función solo en dos actos, de quince minutos cada uno, aparece el tigre y las elefantas. Si quito esos dos actos el show se sigue sosteniendo pero, insisto, la gente extrañará a los animales”.

 

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete