Indígenas se declaran en emergencia por violación a los derechos de defensores de la Amazonia

Noticias destacadas de Ambiente

La Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) manifestó su preocupación por el aumento en los asesinatos de los defensores de la selva tropical. Solo en 2020 hubo cerca de 202 víctimas entre Colombia, Brasil, Perú y Bolivia.

Varias organizaciones indígenas de la Amazonia se declararon en emergencia por las continuas violaciones a los derechos humanos a los defensores de la selva tropical. Según la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), en 2020 los asesinatos a los líderes ambientales se incrementaron llegando a 202 víctimas entre Colombia, Brasil, Perú y Bolivia.

La cifra de asesinatos a defensores de la Amazonia del 2020 es 67% mayor a la registrada en 2019, año en el que 135 líderes ambientales y de territorios perdieron la vida. “La tendencia no parece detenerse ya que tan sólo en el primer trimestre de 2021 se han registrado, por lo menos, 16 asesinatos de hermanas y hermanos indígenas (Colombia y Perú), quienes defendían los derechos de los pueblos indígenas y la madre naturaleza”, señaló la COICA en un comunicado de opinión.

Le puede interesar: Indígenas amazónicos piden intervención de la CIDH

Los asesinatos sistemáticos y la vulneración a los derechos de los pueblos indígenas llevaron a la COICA, la organización indígena más grande del mundo, a declarar un estado de emergencia. “El dramático aumento de asesinatos en el marco de la pandemia ha puesto en peligro a los defensores indígenas y sus comunidades, al tiempo que pone en riesgo la selva tropical más grande del mundo y la biodiversidad que protegemos”, dijo José Gregorio Díaz Mirabal, Coordinador General de COICA.

Las comunidades indígenas hacen un llamado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, las Naciones Unidas, el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) para que presenten informes de seguimiento sobre la situación de la cuenca amazónica y que, además, tengan como imperativo el proceso de negociaciones de la COP para el Acuerdo de Escazú.

“Exigimos a nuestros gobiernos y a las instancias internacionales que tomen acciones para proteger a nuestros defensores y a nuestras comunidades porque deben hacerlo, caso contrario se convierten en cómplices de un etnocidio. Deben estar conscientes y la ciencia muestra, que no van poder responder a las demandas de un mundo en crisis sin nuestra contribución como pueblos indígenas, sin reconocer nuestros derechos, y sin acabar con las amenazas que nos están poniendo en riesgo”, agregó Mirabal.

Las organizaciones indígenas de los nueve países que comparten la selva tropical, y que conforman la COICA, también hicieron un llamado a los gobiernos locales para que adopten una política efectiva de protección de los derechos humanos de las defensoras y defensores indígenas de la Amazonía, a realizar acciones urgentes de investigación en coordinación con los diferentes niveles de gobierno y garantizar la titulación de los territorios de los pueblos indígenas, que permita salvaguardar la pervivencia de los ecosistemas.

*Infoamazonia es una alianza periodística entre Amazon Conservation Team y El Espectador.

Comparte en redes: