4 Mar 2019 - 12:06 p. m.

Ingerir una sola pieza de plástico representa un riesgo de muerte de 20% para aves

Evalúan el riesgo de diferentes plásticos para las aves. Los globos de fiesta pueden elevar el riesgo de muerte hasta el 100%.

Redacción Vivir

Ya sabemos que el plástico es un problema para los animales marinos. Ya sabemos que estamos inundando de plástico los mares y océanos. Al menos 250.000 toneladas ya han sido lanzadas al agua.  Y sabemos que muchos de ellos mueren al ingerir la basura plástica. La pregunta que aún no entendemos muy bien es qué tipo de material resulta más peligroso y el riesgo de muerte que entrañan esos materiales para la fauna marina. (¿Cuántos kilos de plástico se consumen en Colombia?)

Lauren Roman, estudiante de doctorado de la Universidad de Tasmania, junto al investigador Chris Wilcox, acaban de publicar en la revista Scientific Reports un trabajo que intenta aclarar una parte de este panorama. Una de sus principales conclusiones señala que un ave marina que ingiere una sola pieza de plástico tiene un 20% de probabilidad de mortalidad, aumentando al 50% en nueve artículos analizados y al 100% en 93 artículos.

Durante la investigación se examinaron 1733 aves marinas. De ellas 557 (32,1%) habían ingerido desechos marinos, con un rango de 1 a 40 elementos, con un peso máximo de 3440 mg y un volumen de 3621 mm3. En total, recogieron 2671 artículos cuyo origen es conocido. El plástico duro, tanto fragmentos como pequeños pedazos de plástico aglomerado, fueron los más comunes, representando el 92.4% de todos los artículos ingeridos. Los artículos restantes ingeridos incluyeron plásticos blandos como empaque (2.1%), fragmentos de globo (2%), gomas y espumas incluyendo poliestireno, polietileno expandido y otras espumas sintéticas (1.3%), cuerdas y fibras de cuerdas (1%), relacionadas con la pesca (0.7%).

 La ingesta de desechos marinos flotantes en el océano es una amenaza generalizada y emergente para las aves marinas que pueden confundir la basura flotante con la comida. De hecho las aves marinas son el grupo de aves más amenazado del mundo, con casi la mitad de las especies experimentando una dramática disminución de sus población y un 28% amenazadas a nivel mundial. Se estima que la mitad de las especies de aves marinas del mundo ingieren desechos marinos.

“Aunque el plástico duro representa la gran mayoría de los desechos ingeridos, es mucho menos probable que mate los plásticos blandos como los globos. La ingestión de desechos marinos es ahora una amenaza reconocida a nivel mundial", señaló Roman en un comunicado de la empresa.

Las aves analizadas por Román evidenciaron que la principal causa de muerte fue el bloqueo del tracto gastrointestinal, seguido de infecciones u otras complicaciones causadas por obstrucciones gastrointestinales.

Aunque los plásticos dispersados en ecosistemas acuáticos en su conjunto son un problema, la investigadora considera que los plásticos blandos constituyen un peligro mayor para las aves. Aunque tan solo representan el 5 por ciento de los artículos ingeridos por las aves, fueron responsables de más del 40 por ciento de las muertes.

"Los globos o fragmentos de globos fueron los desechos marinos con mayor probabilidad de causar mortalidad, y mataron a casi una de cada cinco de las aves marinas que los ingirieron. Como ha encontrado una investigación similar sobre la ingestión de plástico por parte de las tortugas marinas, parece que si bien los fragmentos de plástico duro pueden pasar rápidamente a través del intestino, es más probable que los plásticos blandos se compacten y causen obstrucciones fatales", dijo Roman.

"Estas dos aplicaciones son la primera vez que ha habido una estimación robusta del impacto de la ingestión de plástico en especies marinas de vida libre", dijo Wilcox a través de un comunicado.

 

Temas relacionados

PlásticoAves
Comparte:
X