3 Feb 2021 - 1:01 a. m.

La economía le falló a la naturaleza y se volvió en un riesgo extremo para el mundo

Esto concluye el informe Economía de la Biodiversidad revisado por el destacado economista Sir Partha Dasgupta. Piden a los gobiernos una forma diferente de medir el PIB y utilizar una que incluya el agotamiento de los recursos naturales.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

En medio de la pandemia y las noticias sobre el coronavirus, en Reino Unido se lanzó un reporte que, en otras circunstancias, quizá habría generado más reacciones. Se trata del estudio sobre la Economía de la Biodiversidad, revisado por el destacado economista Sir Partha Dasgupta, en el que se advierte que el mundo se encuentra en un “riesgo extremo” por el fracaso de la economía al no tener en cuenta el rápido agotamiento de los recursos naturales. (Lea: El nivel del mar aumentará más rápido según un nuevo modelo)

Por ende, si seguimos midiendo o pensando en la prosperidad de la misma forma en que lo estamos haciendo, esto tendrá un costo devastador para los ecosistemas, la alimentación, el agua y el aire libre.

En el informe, un documento de 600 páginas, se advierte que se necesita un cambio fundamental en la forma de pensar y enfocar la economía y se hace un llamado para que se dé un cambio urgente y transformador en nuestra forma de pensar, actuar y medir el éxito económico. (Acá: Exceso de pesca provocó la desaparición del 70% de ejemplares de algunas especies de tiburones)

La revisión de Dasgupta, como también se le conoce al informe, le sugiere a los gobiernos del mundo idear una forma diferente de medir el PIB y utilizar una que incluya el agotamiento de los recursos naturales. “El crecimiento y desarrollo económicos verdaderamente sostenibles significa reconocer que nuestra prosperidad a largo plazo se basa en reequilibrar nuestra demanda de bienes y servicios de la naturaleza con su capacidad para suministrarlos. También significa tener en cuenta completamente el impacto de nuestras interacciones con la naturaleza. Covid-19 nos ha mostrado lo que puede suceder cuando no hacemos esto “, dijo el economista durante el lanzamiento del reporte.

Además de las advertencias del reporte, su origen es importante. De hecho, fue desarrollado por encomienda del Tesoro de Reino Unido, convirtiéndose en la primera vez que una cartera nacional de finanzas de un país encarga una evaluación completa de la importancia económica de la naturaleza. Por esto muchas personas han comparado al informe de Dasgupta a la revisión que hizo Nicholas Stern sobre la economía y la crisis climática en el 2006.

En otros datos clave que da el informe, está la petición de nuevas instituciones supranacionales que ayuden a proteger los bienes públicos globales, como las selvas tropicales y los océanos. “Se debería pagar a los países más pobres para proteger los ecosistemas, mientras que se deberían cobrar tarifas por el uso de aguas no territoriales para evitar la sobrepesca”.

El informe dice, por ejemplo, que casi todos los gobiernos estaban exacerbando la crisis de la biodiversidad pagando a la gente más por explotar la naturaleza que por protegerla. Una estimación conservadora del costo global de los subsidios que dañan la naturaleza fue de entre $ 4 billones y $ 6 billones (£ 2.9- £ 4.4 billones) al año.

Entre las personas que luchan por mitigar el cambio climático el informe, sin embargo, se recibió con esperanza. Christiana Figueres, ex secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y socia fundadora de Global Optimism explicó: “El estudio deja claro que es menos costoso conservar la naturaleza que restaurarla una vez dañada o degradada y proporciona la justificación económica para ampliar y mejorar la gestión de las áreas protegidas. Podemos traducir esta idea en acción protegiendo el 30% del planeta para 2030.La Revisión sienta las bases de cómo abordar la doble crisis de la biodiversidad y el clima. Todos debemos tomar estas ideas y convertirlas en acción, ¡ahora!”. (Lea: La temperatura global actual es la más cálida de los últimos 10.000 años debido al CO2)

Por su parte, Enric Sala, explorador de National Geographic y autor del premiado libro La naturaleza de la naturaleza, por qué necesitamos lo salvaje, dijo que “el mundo natural hace posible la vida humana, pero durante mucho tiempo se nos ha dicho que el crecimiento económico prevalece sobre la naturaleza. En un momento de degradación ambiental sin precedentes y del consiguiente sufrimiento humano, el reporte Dasgupta pone el último clavo en el ataúd de esa forma de pensar suicida. El informe es claro: si queremos evitar una catástrofe humanitaria mundial, tenemos que frenar nuestros excesos, reformar nuestras fallidas instituciones a todos los niveles, hacer que la economía trabaje para nosotros y no al revés, proteger lo que queda de naturaleza y restaurar gran parte de nuestras tierras y océanos degradados”.

Según la organización Periodistas por el Planeta estos son algunos de los datos clave que se debe llevar sobre este reporte:

Mensajes clave:

· Científicos, médicos y directores generales han dado la voz de alarma: estamos perdiendo la naturaleza a un ritmo sin precedentes. La destrucción de este recurso precioso y finito limitará nuestra riqueza y dañará nuestra salud.

· Los economistas de la corriente principal están de acuerdo en que la naturaleza sustenta nuestra prosperidad, pero no estamos consiguiendo preservar nuestra preciosa riqueza natural y nuestros activos para sobrevivir y prosperar. Para solucionar el problema, afirman que necesitamos un cambio de paradigma: replantear radicalmente las normas que gobiernan nuestras economías, mercados y finanzas, asegurando que la naturaleza esté en el centro de nuestras decisiones económicas.

· Si orientamos nuestras economías para que pasen de ser sistemas extractivos a sistemas restauradores que sostengan nuestra riqueza natural subyacente, podemos crear puestos de trabajo, nuevos mercados y proteger nuestra salud ahora y en el futuro.

· Lo más caro que podemos hacer es volver a lo de siempre. Tenemos que vivir dentro de estos vivir dentro de estos límites naturales con carácter de urgencia.

Pedidos clave :

Estos pedidos se dirigen especialmente a los responsables de la toma de decisiones económicas y financieras que han estado menos expuestos a los riesgos de la pérdida de biodiversidad hasta la fecha y que pueden ayudar a impulsar los cambios que se necesitan a través de sus decisiones políticas, financieras y de inversión:

· Debemos cambiar las reglas para detener las inversiones y los préstamos en actividades, sectores e incentivos que destruyen los ecosistemas.

· Inversión en la protección y la restauración de la naturaleza para probar nuestras fortunas en el futuro.

· Necesitamos cooperación internacional y acuerdos globales sólidos para que los gobiernos, las empresas y la comunidad financiera actúen con firmeza en favor de la naturaleza.

Comparte:
X