5 Nov 2019 - 9:00 p. m.

La eterna espera del pueblo indígena inga

Desde 2015 las comunidades indígenas de Villagarzón (Putumayo) han esperado que el Ministerio del Interior resuelva una vieja disputa que tienen con esa cartera y una petrolera. Pese a sus reclamos y su insistencia, aún no tienen noticias. Exigen consulta previa.

Sergio Silva Numa / @SergioSilva03

La primera foto que acompaña este texto es de Aída Jacanamijoy. Tiene 59 años y es gobernadora del resguardo San Miguel, un espacio de más de 500 hectáreas en el que viven unas 160 familias del pueblo indígena inga. Antes de invitarnos a desayunar con fríjoles y gallina trata de explicarnos su relación con el petróleo con una vieja anécdota:

“Cuando tenía unos 5 o 6 años llegó la primera empresa”, dice. “Construyeron una pista para avionetas y luego hicieron un pueblo. Vinieron muchos extranjeros y mi papá montó una cantina. Trajo prostitutas. Parecía un buen negocio. Con el tiempo me encontré a dos funcionarios cuando caminaba una trocha. Ya tenía 19 años. Al verme me persiguieron y me abrazaron. Me cogieron las tetas; me las machucaron. No sabía qué hacer, así que cuando apareció una moto, grité y dije que era mi novio. Me soltaron. Corrí hasta donde doña Espíritu y escribí una carta a la empresa diciéndole que la iba a demandar. Puse la firma de un hombre. Al día siguiente nos ofrecieron disculpas. Nos dieron frutas y salchichas en lata. No se me volvieron a acercar”.

Comparte:
X