19 Aug 2020 - 2:41 p. m.

“La megaminería no puede ser una salida a la crisis”: WWF

La organización ambiental dice que la promoción de grandes proyectos mineros va en contravía de una reactivación verde.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

La crisis económica desatada por la pandemia ha llevado a que diferentes miembros del Gobierno Nacional comenzaran a insistir en las últimas semanas en retomar un camino del que el país intentaba lentamente alejarse: la megaminería y una extracción más intensiva de hidrocarburos. 

Ante este panorama, la organización ambiental WWF expresó su preocupación. “Las acciones que se tomen hoy para enfrentar la crisis pueden ayudarnos a mitigar la crisis climática y la pérdida de biodiversidad, y a la vez estimular una renovación socioeconómica o, al contrario, profundizarlas si no se toman las decisiones adecuadas”, anotaron en un comunicado. 

Frente a la posibilidad de que se materialicen los planes de explotación de oro y otros minerales a gran escala, WWF hizo un llamado urgente para que “revisen esta estrategia y sus costos y beneficios de largo plazo”. 

Dos de los proyectos que más preocupan a la organización ambiental es el caso de megaminería en en inmediaciones del páramo de Santurbán así como la Minera de Cobre Quebradona, propiedad de la empresa sudafricana AngloGold Ashanti (AGA), en Jericó, Antioquia.

“De estos ecosistemas estratégicos del país dependen servicios ecosistémicos invaluables como la producción y abastecimiento de agua de millones de colombianos”, anotaron. 

WWF insiste en la necesidad de una “reactivación económica verde, justa y resiliente...No es momento de flexibilizar los marcos regulatorios, ni de profundizar y expandir el modelo de desarrollo basado en recursos naturales no renovables”.

Una de las preocupaciones que despierta la apuesta por la megaminería es que en un país como Colombia esto ya ha demostrado ser un dinamizador de profundos conflictos territoriales y en términos ambientales las implicaciones son de largo plazo “no solo en la configuración del paisaje en las zonas intervenidas, sino también en la generación de permanentes drenajes contaminados, derivados de los cambios físicos y químicos que se producirán en los desechos mineros”. 

“No existe un adecuado marco legislativo ni reglamentario para procesos mineros: si bien más del 70% de los pasivos ambientales del país son generados por actividades mineras y petroleras, el país no cuenta con un marco legislativo ni reglamentario para su gestión, ni para adecuados cierres mineros”, anotó WWF.

La organización recordó que desde hace nueve años la Corte Constitucional solicitó al Gobierno Nacional la revisión integral del código de minas, sin embargo, hasta la fecha no se ha efectuado. “También se ha requerido al gobierno nacional y al Congreso de la República resolver el conflicto entre la planeación del suelo y el subsuelo, estableciendo mecanismos adecuados de articulación entre los mandatos de los gobiernos locales y el gobierno nacional, que corresponde también a una tarea no resuelta”, apuntaron.

Otro argumento es la debilidad institucional ambiental y también la debilidad de los estudios ambientales que dan soporte a los decisiones sobre licenciamiento. “Es de gran preocupación que, al revisar el estudio de impacto ambiental del proyecto minero en Santurbán, los análisis hidrogeológicos o las preocupaciones sobre los cambios mineralógicos son minimizados o no se priorizan, y que se desconozca, además, a la ciudad de Bucaramanga dentro del área de influencia del proyecto, sabiendo del interés y preocupación legítima que tiene esta capital sobre lo que suceda con el proyecto minero”.

La apuesta por la megaminería y la dependencia en hidrocarburos van en contravía de las metas climáticas pactadas por Colombia en escenarios internacionales. 

“WWF insiste en su llamado al Gobierno para que tome medidas que protejan y ofrezcan medios de vida más resilientes y bajos en carbono para nuestra sociedad. Las respuestas que se tomen hoy frente a la crisis por el Covid-19 determinarán qué tan preparados estemos para enfrentar los desafíos futuros”, concluyen.

Comparte:
X