27 Sep 2019 - 1:05 p. m.

La subida del nivel del mar causará más refugiados climáticos

El número de migrantes a consecuencia del calentamiento global o "refugiados climáticos" puede aumentar debido al impacto del deshielo, la subida de los océanos, la escasez de agua, destrucción de propiedades o inseguridad alimentaria.

- EFE Verde

Un informe publicado esta semana por el Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) advirtió que el nivel del mar podría subir más de un metro de aquí al año 2100 si se mantiene el actual aumento de las temperaturas. Las conclusiones del no dejan lugar a dudas: la subida podría situarse en entre 30 y 60 centímetros si las emisiones de gases con efecto invernadero se reducen fuertemente y el calentamiento climático se limita a 2 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales.

En consecuencia, el número de migrantes a consecuencia del calentamiento global o "refugiados climáticos" puede aumentar debido al impacto del deshielo, la subida de los océanos, la escasez de agua, destrucción de propiedades o inseguridad alimentaria.

Así lo ha explicó la jefa del Departamento de Desarrollo Sostenible de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, Madhushree Chatterjee, tras el informe del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) que apunta que la subida del nivel del mar podría llegar hasta los 110 centímetros si continúa la tendencia actual de aumento de temperaturas. “Los refugiados climáticos es algo que se está dando y nadie está hablando de ello”, ha señalado Chatterjee.

Esta funcionaria del organismo internacional ha recordado que muchas personas dependen de la agricultura y muchas comunidades están establecidas alrededor de los ríos, e insiste en que “el mayor impacto”, consecuencia de la crisis climática, será el originado por el agua, al cual califica como “el más devastador”.

Tras el informe del IPCC sobre los óceanos -tercero del actual ciclo de análisis del organismo-, Chatterjee cree que el siguiente paso que deben tomar, tanto los países como los ciudadanos, es determinar “la conexión entre el cambio climático y los océanos, y empezar a actuar ahora, porque es realmente urgente”.

En este sentido, decisiones como evitar la sobrepesca, conservar los arrecifes de coral y fomentar la protección de áreas marinas son algunas medidas que “debemos identificar para lograr un equilibrio entre la economía azul y la conservación de los ecosistemas”.

“Tenemos un acuerdo, pero ahora la cuestión es que ese acuerdo debe ser impulsado por cada uno de los países”, ha insistido, recordando la Conferencia de Economía Azul Sostenible (BlueEconomy2018) que tuvo lugar el pasado noviembre en Nairobi y congregó a más de 17.000 expertos de 184 países.

Poner el foco en la Agenda 2030 es otro factor “muy importante” para Chatterjee porque el cambio “debe traspasar sectores y trabajar todos juntos para que las demandas se cumplan”.

La tala de árboles o la explotación de recursos son aspectos en los que “no se fijan mucho los países que quieren desarrollarse”, ha señalado la funcionaria, que sostiene que “estos recursos son más baratos que los combustibles fósiles y esta mentalidad debe cambiar”.

Las conclusiones del informe “preocuparán a la sociedad sobre la urgencia de la situación”, ha subrayado, pero considera que la información aportada por el IPCC es “demasiado técnica y debe difundirse con claridad para que una audiencia extensa pueda comprender”, alcanzando sobre todo a la gente joven. EFEverde

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete