9 Oct 2021 - 4:00 p. m.

Llega a Colombia nube de dióxido de azufre, pero no representa ningún riesgo

El IDEAM informó que se registró en La Guajira un leve incremento de este contaminante tras la erupción del volcán de La Palma, en España, que emitió gases y partículas.

En las últimas semanas el volcán de La Palma, en las Islas Canarias de España, entró el pasado 28 de septiembre en actividad de erupción emitiendo una gran cantidad de gases y de partículas, y generando diversas afectaciones ambientales. Una de ellas es al aire al incrementarse los niveles de dióxido de azufre.(Lea: Nube producto de erupción de volcán en Islas Canarias llegaría al Caribe)

Ante los posibles riesgos ambientales, Miguel Ángel Morcuende, director técnico del Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (Pevolca), señaló que hay que mantener la máxima prudencia. “El volcaán es cambiante y es probable que con el movimiento del viento se genere un problema de partículas en suspensión que empeore con la posible presencia de inversiones térmicas desde los 1.200 a los 900 metros”.

En Colombia, recientemente, se alertó de la posibilidad de que llegara una nube de este contaminante, pero el Grupo de Seguimiento a la Sostenibilidad del Desarrollo del Ideam, luego de realizar varios seguimientos a este contaminante y a los aerosoles, aseguró que en La Guajira se observó un mínimo incremento de este contaminante.

“Se ha observado un transporte intercontinental de dióxido de azufre (SO2) procedente de la pluma volcánica, la cual se presenta entre los 1.500 y los 5.800 metros de altura y que incide principalmente sobre el mar Caribe”, explicó la entidad. (Puede leer: Nuevas bocas eruptivas del volcán Cumbre Vieja aterrorizan a la isla de La Palma)

Sin embargo, advirtió la entidad, no representa ningún impacto o afectación. Por eso, hizo un llamado a las autoridades ambientales para realizar un seguimiento continuo y, en caso de que los niveles de este componente aumenten, declarar oportunamente los estados de prevención, alerta o emergencia.

Entre las recomendaciones están que las personas con asma o con enfermedades cardiocerebrovasculares, como hipertensión arterial, enfermedad isquémica del miocardio o pulmonar, reduzcan las actividades físicas al aire libre; y, en caso de que las concentraciones aumenten, evitar realizar actividades físicas al aire libre y resguardarse durante la probable ocurrencia de esta clase de fenómenos.

El comité científico del Pevolca calculó que a diario se emiten 5.849 toneladas de dióxido de azufre, tras la actividad de erupción del volcán, no obstante, en ninguna de las estaciones de medición se han superado los parámetros de riesgo para la población. (Le puede interesar: Así puede afectar a la salud la nube tóxica de un volcán)

Comparte: