5 Jun 2019 - 4:01 p. m.

Los elefantes pueden oler cuánta comida hay en un lugar

Una investigación internacional encontró que la larga trompa de estos mamíferos les permite saber en qué fuente de comida hay mayores cantidades de alimento. Los hallazgos puede ayudar a solucionar los conflictos con humanos en lugares como Tailandia.

Redacción Medio Ambiente

Imagínese tener dos platos de exactamente la misma comida tapados frente a usted. Imagínese que, en la tapa de cada plato, hay un pequeño orificio para olfatear lo que hay adentro. Si después de olerlo, lo pusieran a escoger el plato con más comida, ¿acertaría?

Este es un resumen de la investigación que llevó a cabo un grupo de científicos internacionales, quienes querían saber qué tan potente es la trompa de los elefantes asiáticos. Los resultados, que acaban de publicarse en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, demostraron que los elefantes son capaces de identificar cuánta comida hay disponible con solo olerla.

El experimento se llevó a cabo en el Anantara Golden Triangle Elephant Camp and Resort in Chiang Rai, en Tailandia. Allí, los investigadores llenaron dos baldes con distintas cantidades de semillas de girasol, entre 4 y 24 gramos. Tras poner una tapa con un minúsculo orificio en cada uno de los baldes, los investigadores pusieron a prueba a seis elefantes.

Cada elefantes completó 10 ensayos, con 11 posibles cantidades diferentes en los baldes (por cada 3 semillas en un balde, en el otro podía haber 5; de 1 a 2, o de 3 a 4, etc). Cada uno de los animales debía oler los baldes y, después de que los investigadores destaparan los cubos,  escoger de qué balde querían comida.

En un 69% de las veces, los seis elefantes se decidieron por el balde que, en esa determinada prueba, tenía más comida. "Notablemente, cuando colocamos dos cantidades diferentes en los cubos, los elefantes eligieron constantemente la cantidad que tenía más sobre menos", le dijo uno de los autores principales del estudio, Joshua Plotnik, al New York Times.

Los investigadores notaron que cuando la diferencia entre las cantidades eran muy pequeña –unas cuantas semillas menos o más–, los elefantes no siempre acertaban. Pero, entre más holgada era la diferencia –unas 30 semillas contra unas 180, por ejemplo– más rápidamente los elefantes elegían el balde más lleno. “Pensé que tal vez solo están oliendo mejor la cantidad más grande porque las semillas alcanzan mayor cantidad en el cubo ”, dijo Plotnik. “Pero levantamos las semillas en el balde para que estuvieran al mismo nivel, y los elefantes aún podrían notar la diferencia”.

Todavía no está claro qué mecanismo le permite a estos mamíferos tener esta habilidad, precisamente porque es la primera vez que se observa un comportamiento así en la naturaleza.

Según le dijo Melissa Schmitt, de la Universidad de California en Santa Bárbara a New Scientist, "para muchos de los mamíferos grandes, especialmente los herbívoros, no entendemos realmente lo que implica el proceso de búsqueda de alimentos, ya sea calidad o cantidad. Esta es una de las primeras pruebas de cómo los elefantes eligen los alimentos basándose solo en la cantidad y en el uso del olfato".

Para los autores del estudio, los resultados podrían usarse en programas para detener los conflictos con elefantes que son comunes en áreas rurales del Sudeste Asiático, en donde los mamíferos llegan hasta caseríos buscando alimento.

Si los elefantes pueden oler un lugar cercano con mejor oferta de alimento cerca (establecido para ellos con anticipación), los investigadores creen que los elefantes lo elegirían por encima del alimento humano.

Comparte: