6 Jun 2018 - 12:56 p. m.

México garantiza el abastecimiento de agua por otros 50 años

Se firmó un histórico decreto que protege cerca de 300 cuencas hidrográficas para asegurar el agua de las futuras generaciones.

- Redacción Vivir

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, firmó el Decreto de Reserva de Agua en 10 ríos claves para la preservación del medio ambiente mexicano.

Puntualmente, los ríos son Santiago, Ameca, Costa de Jalisco, Costa Grande de Guerrero, Costa Chica de Guerrero, San Fernando Soto la Marina, Pánuco, Papaloapan, Actopan y Río Antigua, y Grijalva-Usumacinta.

“México da un paso histórico al firmar el Decreto de Reserva de Agua de 10 ríos claves para la preservación del medio ambiente mexicano”, así lo señaló el director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra, al asistir a la firma de los Decretos de Reserva de Agua y la Promulgación de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

De acuerdo a los cálculos de Conagua y WWF México, el decreto logra que México garantice las reservas de agua necesarias para abastecer a las generaciones futuras por los próximos 50 años, es decir, a unos 45 millones de personas. 

Una “reserva de agua” en el país centroamericano es una figura jurídica que protege y regula una cierta cantidad de agua en el río, lo que permite que corra libremente para que la naturaleza pueda hacer su trabajo. La reserva asegura que todos los que han estado usando su agua lo sigan haciendo, pero al mismo tiempo protege los ríos de la sobreexplotación y la contaminación, garantiza la calidad del agua, la biodiversidad y las comunidades humanas y sus actividades. “Significa almacenar el agua no en represas, sino en la naturaleza, en ríos, humedales, suelos y acuíferos”, explicó Carl Roberts, presidente de WWF.

La primera reserva se estableció en 2014 en el río San Pedro Mezquital. Hoy, cuatro años después, se protegen cerca de 300 cuencas con reservas de agua.

Estas cuencas beneficiarán a unos 45 millones de mexicanos, asegurando la calidad de su suministro de agua, además de otros beneficios que ofrecen los ríos saludables, como el transporte de nutrientes para la actividad pesquera, la disolución de contaminantes y la resiliencia contra los efectos de eventos naturales extremos como tormentas o sequías, explica WWF México.

La decisión llega tras el año más crítico para el agua en México, según el New York Times. En el caso de Ciudad de México, por ejemplo, la ciudad más poblada de ese país, con casi 9 millones de habitantes, se está hundiendo. El Gran Canal del Desagüe, una obra de ingeniería construida en 1900, y vista como una especie de puente de Brooklyn, prometía resolver inundaciones y los problemas de drenaje que habían abrumado a la ciudad por siglos, pero el hundimiento sigue y la capital Mexicana se hunde en antiguos lechos de arcilla de los lagos que los aztecas usaron para construir buena parte de la ciudad, explica el medio estadounidense.

Según El País de España, cada gota de agua cuenta en un país como México, con baja disponibilidad hídrica (tiene apenas un 0.1% del total de agua del planeta). “Pese a esto y a que 11 millones de personas no tienen acceso al agua potable, en promedio los mexicanos consumen unos 360 litros de agua al día, según cifras del Centro Virtual de Información del Agua. Entretanto, aproximadamente entre un 30% y un 50% del agua para abastecimiento público es desperdiciada en fugas lo que agrava el problema aún más”.

Comparte:
X