17 Apr 2018 - 2:39 p. m.

Minambiente amplió la cobertura de la app que le dice dónde dejar sus pilas viejas

Esta semana, el sector ambiente y desarrollo sostenible presentó al país la actualización de la aplicación Red PosConsumo, una herramientas digitales que les permiten a los colombianos contribuir a la conservación del ambiente.

Redacción VIVIR

En 2014, el Ministerio de Ambiente lanzó Red PosConsumo, la primera herramienta digital para que los colombianos pudieran ubicar el punto más cercano de recolección se residuos como pilas y baterías, llantas usadas y medicamentos vencidos. 

El problema es que la aplicación recogía apenas unos pocos puntos de recolección en el país, dejando por fuera a grandes extensiones del territorio como el Amazonas, Putumayo o Nariño. Ahora, el Ministerio amplió su cobertura y cuenta hoy con la información de más de 8.000 puntos en todo el país.

Según Diego Escobar, coordinador del Grupo de Sustancias Químicas y Residuos Peligrosos y UTO del Ministerio de Ambiente, “solo en Bogotá existen actualmente 2.800 puntos de recolección de las diferentes corrientes de posconsumo, como son llantas usadas, residuos de pilas, medicamentos vencidos, baterías plomo ácido, envases de plaguicidas, residuos de bombillas y de computadores y periféricos”. 

Otra novedad que se aplicó a la red, es que ahora todos sus contenidos se encuentran disponibles en el portal de Datos Abiertos de Colombia (www.datos.gov.co), “donde cualquier ciudadano puede descargar información, encontrar el punto de recolección, la ciudad, la dirección y la categoría de residuos”, explicó el Ministerio de Ambiente en un comunicado. 

“Allí el usuario puede exportar en formato Excel la información que quiera usar, por ejemplo, con fines académicos, para análisis e investigación de los datos, para alguna actividad comercial, entre otros”, agregó Escobar.

¿Cómo funciona la Red PosConsumo?

desde que se lanzo en 2014, la RedPosConsumo ha tenido varias versiones para mejorar la experiencia de usuario. En sus inicios, cuenta el Ministerio de Ambiente, la aplicación solo echó a andar después de que los programas de posconsumo o fabricantes de productos le presentaran su información actualizada a la Anla, que más tarde se la pasaba a l ministerio de Ambiente, que era la entidad encargada de subir la información a la aplicación.

Ese modelo, como era de esperarse, generaba retrasos para que la gente pudiera revisar de forma efectiva en dónde podía dejar sus residuos de posconsumo. Por eso, en 2017, el Ministerio la cambió y permitió que los programas y empresas sean los que actualicen su propia información. 

“En esta nueva versión los productores pueden alimentar la información sobre los puntos de recolección y sus campañas. El fabricante o importador se responsabiliza de la información y pone a disposición de la ciudadanía los lugares más cercanos donde se realiza la gestión de este tipo de residuos, las formas de llegar y los tiempos de recorrido, etc”, puntualizó el Ministerio de Ambiente. 

Comparte:
X