11 Apr 2019 - 12:24 a. m.

Ministro de Ambiente le responde al Partido Liberal que no renunciará

Ricardo Lozano aclaró que seguirá en el cargo y explicó por qué, desde su punto de vista, su cartera sí está realizando acciones para frenar la tasa de deforestación. Miembros del partido le habían pedido renunciar durante un debate de control político.

-Redacción Medio Ambiente

Durante un debate de control político sobre deforestación en la Amazonía colombiana, el representante a la Cámara del Partido Liberal, Harry González, le pidió al ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, renunciar a su cargo.  

"No sabemos en qué anda usted, pero sí podemos asegurar que no está defendiendo nuestro medio ambiente. Lo vemos apoyando el glifosato, el de uso de plásticos, la explotación minera en los páramos, la deforestación, el fracking. Por eso, Ministro, lo mejor es que se vaya, que renuncie”, dijo en medio de la discusión el representante caqueteño, mientras otros miembros de su mismo partido sostenían carteles apoyando la renuncia.

En otras palabras, se señaló a Lozano de no estar enfrentando los principales problemas ambientales de Colombia, así como de no liderar una política de gobierno para proteger el medio ambiente.

Tras la acolarada discusión el ministro Lozano les explicó a los medios que “seguirá en el cargo” y que el único que puede disponer de este es el presidente de la República, Iván Duque.

Además, enumeró varias cifras que, según él, demuestran que esa política ambiental sí existe. “Estamos cumpliendo al contar la verdad sobre el estado de la deforestación y degradación de los territorios, algo que no se había contado antes. Y es que el país tiene una tasa creciente de deforestación, desafortunadamente. Una tasa de casi 260 mil hectáreas al año”, comento.

Para afrontar este problema, comentó, tanto su cartera como el Ministerio de Defensa, el de Justicia y la fuerzas pública han realizado actividades de intervención en estos territorios y se creó el Consejo Nacional de la Lucha Contra la Deforestación.

“Haber incluido en la política nacional de defensa y seguridad a la perdida de agua y de biodiversidad es importante. Porque se ven como un activo más de la nación que, si se pierden, la pueden poner en riesgo”, agregó.

En cifras, según Lozano, esto ha logrado la cartera ambiental. Más de 31 acuerdos de conservación y promoción de sistemas productivos con entidades territoriales; más de 10 proyectos con asociaciones indígenas; 15 proyectos productivos con asociaciones campesinas; 460 acuerdos de conservación con 5 mil familias campesinas y 207 mil hectáreas con planificación predial.

“Además, hemos realizado un acompañamiento a las Corporaciones Autónomas Regionales para que incrementen su control y capacidad de denuncia y acción ante talas ilegales”. Hay 66 puestos de control temporales, 88 procesos sancionatorios iniciados y se han capacitado a 3 mil miembros y funcionarios sobre el tema de deforestación. (Le sugerimos: La fórmula para frenar la deforestación que los gobiernos sigien ignorando)

Comparte:
X