Publicidad

“No actuar frente a crisis climática generará innumerables costos”: FMI

El Fondo Monetario Internacional dijo en uno de sus más recientes documentos que el costo de la inacción frente al cambio climático tendrá costos más altos que empezar a generar cambios inmediatamente.

06 de octubre de 2022 - 02:44 p. m.
“Para el final de la década, la economía mundial tiene que emitir un 25% menos de gases de efecto invernadero que en 2022 para para tener una oportunidad de alcanzar los objetivos fijados en París en 2015", dijo el FMI.
“Para el final de la década, la economía mundial tiene que emitir un 25% menos de gases de efecto invernadero que en 2022 para para tener una oportunidad de alcanzar los objetivos fijados en París en 2015", dijo el FMI.
Foto: Filip Singer / EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI), una de las organizaciones financieras más relevantes en el mundo, presentó ayer, desde su sede central en Washington (Estados Unidos), su reporte ‘Perspectivas de la economía mundial’ para octubre de este año. En uno de los dos capítulos que compone el documento, el FMI hizo un llamado a la acción frente a las políticas climáticas teniendo en cuenta la crisis que enfrenta el planeta. (Puede leer: La enfermedad que llegó al mar de Colombia y puede acabar con los corales)

“Para el final de la década, la economía mundial tiene que emitir un 25% menos de gases de efecto invernadero que en 2022 para tener una oportunidad de alcanzar los objetivos fijados en París en 2015 y evitar trastornos climáticos catastróficos. Dado que la transición energética necesaria para lograrlo debe ser rápida, es inevitable que implique algunos costes en los próximos años”, apunta en la introducción del segundo capítulo del reporte.

La organización financiera se refiere a los hallazgos que la ciencia ha tenido en los últimos años. En particular, a las conclusiones que arrojó uno de los informes que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicó a comienzos de abril este año. El panel científico, que se reúne desde 1988, apuntó que las emisiones de gases de efecto invernadero emitidas por actividades humanas aumentaron entre 2010 y 2019. (Le puede interesar: Cambio climático aumentó probabilidad de sequía “al menos 20 veces”)

Este escenario se dio a pesar de los esfuerzos que las principales industrias responsables del calentamiento global han puesto en marcha para disminuir sus emisiones, apuntó el IPCC. Pero el panel fue más allá: aseguró que si queremos mantenernos dentro de la meta de limitar el calentamiento global a un aumento de 2ºC para finales de siglo, la reducción en la energía relacionada con el carbono debía ser de 3,5% al año, casi 12 veces más de lo que disminuyó en promedio durante la última década (0,3% al año). Si la meta sigue siendo que la temperatura no aumente por encima de los 1.5ºC la reducción tendría que ser de 7,7% cada año.

Por eso, el FMI, en el reciente documento dijo: “Aunque hay poco consenso sobre las consecuencias macroeconómicas previstas a corto plazo de de las políticas de cambio climático, el mensaje central de este capítulo es que si las medidas adecuadas se aplican inmediatamente y se introducen gradualmente en los próximos ocho años los costes seguirán siendo manejables y se verán eclipsados por los innumerables costes a largo plazo de la inacción”. En otras palabras, que si bien reducir las emisiones seguramente tendrá un impacto sobre la economía, este será menor que no actuar a largo plazo. (También puede leer: Informe critica planes de alejarse del carbón para producir gas a largo plazo)

“Las políticas de parada y arranque y seguir posponiendo las cosas con el argumento de que ‘ahora no es el momento’ no harán más que agravar el peaje”, concluyó el FMI, por lo que invitó a plantear políticas climáticas y monetarias “creíbles”.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar