21 Apr 2018 - 1:20 a. m.

Pescadores de almejas firman el primer acuerdo de conservación del Caribe

Este viernes en la Isla Salamanca, un Parque Nacional sobre la Troncal del Caribe a 15 minutos de Barranquilla, 20 familias de almejeros se comprometieron a cambiar su actividad económica. Desde hoy serán prestadores de servicios ecoturísticos en la región.

Redacción Medioambiente

Veinte pescadores de almejas de Magdalena firmaron este viernes un acuerdo con Parques Nacionales Naturales (PNN) y el Ministerio de Ambiente. En él se comprometieron a cambiar sus oficios, acostumbrados por décadas a recolectar esta especie en la región, para convertirse en guías de turismo de naturaleza. 

Esta comunidad de almejeros habían estado desde hace una década en conversaciones con Patricia Saldaña, directora de Vía Parque Isla Salamanca ubicado sobre la Troncal del Caribe, a 15 minutos de Barranquilla. La razón es que el hábitat de la Polymesoda solida, nombre científico de esta almeja, se ha reducido a la Ciénaga El Torno, un ecosistema dentro de las áreas protegidas del parque, en el que los locales continúan extrayéndolas. 

El impacto de su recolección ha sido tal que el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar) ha advertido la amenaza que vive esta especie, cada vez más disminuída a causa de la explotación en la región. Por eso, el equipo de Parques Nacionales Naturales (PNN) se puso a la tarea de buscar alternativas para los 64 pescadores de almeja censados en el territorio.

De ellos, 20 familias organizadas constituyeron un plan para cambiar sus actividades y firmar lo que sería el primer acuerdo de conservación en el Caribe, en pro de la almeja. 

Para dar legitimidad a ese documento, el Ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo asisitió hoy al Parque en compañía de la directora nacional de PNN Julia Miranda para sentar este pacto. Desde hoy, "esta comunidad abandona estos actos que son nocivos para el activo ambiental del país", señaló el jefe de la cartera. 

La idea, durante los últimos meses, ha sido capacitar a los pescadores en interpretación del patrimonio natural y cultural. Dotarlos de herramientas como lanchas, chalecos y otros equipos para prestar un servicio ecoturístico. Además de acompañarlos en el proceso de hcer contactos y conseguir clientes.

De esta manera, las tres rutas diseñadas entre expertos de PNN como Jair Mendoza y los pescadores, representados por Jhon Jairo Ariza, puedan ser ofrecidas en la región para los turistas que buscan una experiencia de naturaleza.

Las opciones que tienen son la Ruta de la almeja, pensada en el relato de los mismos pescadores y en el objetivo de la conservación, con un costo de $70.000 y una duración de 3 horas. La Ruta agroturística con una duración de 2 horas y un costo de $50.000 y por último, la Ruta histórico cultural Puente Pumarejo con la misma duración a la anterior y un precio similar. 

— Parques Nacionales (@ParquesColombia) 20 de abril de 2018 Este proyecto se está haciendo con el apoyo financiero de la Unión Europea a través de su proyecto de  Desarrollo Local Sostenible. Una inversión de $108 millones con el fin de beneficiar tanto a las comunidades como al medio ambiente. El banco KFW también está participando con algo de capital junto con otras organizaciones. 

Comparte:
X