Publicidad
18 Jul 2022 - 5:44 p. m.

“Podemos escoger la acción o el suicidio colectivo”: ONU sobre cambio climático

La ola de calor en Europa y Estados Unidos demuestra el peligro al que está expuesta cerca de la mitad de la humanidad, dijo el secretario general de las Naciones Unidas.
El secretario general Antonio Guterres. (Foto por ANGELA WEISS / AFP)
El secretario general Antonio Guterres. (Foto por ANGELA WEISS / AFP)
Foto: AFP - ANGELA WEISS

En medio de una semana en que varios países europeos se preparan para enfrentar posiblemente las más altas temperaturas recientes, el secretario general de la ONU António Guterres dijo este lunes que: “La mitad de la humanidad está en zonas de riesgo de inundaciones, sequías, tormentas extremas e incendios. Ninguna nación está inmune”.

Esta es la segunda ola de calor que se registra en menos de un mes en Europa, y se espera que este lunes haya récords de temperatura en países como Francia (el oeste de este país está en “alerta roja”) y Reino Unidos. En España y Portugal, mientras tanto, los bomberos siguen combatiendo incendios en distintas zonas. (También puede leer: Ola de calor en Europa: Francia y Reino Unido se preparan para temperaturas récord)

“Se espera un calor especialmente intenso, no una típica ola de calor de verano”, explicó a la AFP François Gourand, meteorólogo de Météo France. En Francia se pronostica que las temperaturas podrían situarse entre los 38 °C y 40 °C y, según este servicio meteorológico, algunas zonas del suroeste podrían vivir “un apocalipsis de calor” con temperaturas de hasta 44 °C.

La semana pasada, la Organización Meteorológica Mundial (WMO por sus siglas en inglés) dijo que esta ola de calor podría degradar la calidad del aire en Europa. “La atmósfera estable y estancada actúa como una tapa para atrapar los contaminantes atmosféricos, incluidas las partículas”, explicó Lorenzo Labrador, oficial científico de la Organización. “Esto da como resultado una degradación de la calidad del aire y efectos adversos para la salud, particularmente para las personas vulnerables”. (Le puede interesar: Energías renovables necesitan minería: ¿pero cómo hacerla sin repetir los errores?)

La preocupación de algunos de los países ahora son las posibles consecuencias que se presentarían en la salud de los ciudadanos. Por ejemplo, la ministra de Salud portuguesa, Marta Temido, dijo el pasado jueves 14 de julio que el sistema de salud enfrentaba una semana “particularmente preocupante” debido a la ola de calor y dijo que algunos hospitales locales estaban desbordados.

El secretario general de la ONU manifestó que: “Tenemos una decisión: acción colectiva o el suicidio colectivo. Está en nuestras manos”.

🌳 📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre el ambiente? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🐝🦜

Síguenos en Google Noticias