Publicidad
30 Nov 2021 - 1:29 p. m.

Por primera vez mapearán las redes mundiales de hongos subterráneos

Estos hongos son vitales para la biodiversidad y fertilidad del suelo, sin embargo se conoce poco sobre ellos. Para hacer una base de datos más robusta sobre esta especie se recolectarán más de 10,000 muestras.
Las primeras muestras de hongos subterráneos serán recolectadas en 2022 en la Patagonia, un proceso que podría tardar hasta 18 meses.
Las primeras muestras de hongos subterráneos serán recolectadas en 2022 en la Patagonia, un proceso que podría tardar hasta 18 meses.
Foto: Pixabay

De los hongos subterráneos se conoce que son catalogados como el “sistema circulatorio del planeta”. También se sabe que son vitales para la biodiversidad y fertilidad del suelo. Se dice tienen una gran capacidad de absorber y almacenar dióxido de carbono. Y a pesar de que son ecosistemas clave, muy pocos datos se tienen sobre ellos. Para construir una base de datos más sólida, se mapearán por primera vez. (Lea: El esfuerzo por descubrir el inexplorado y mágico mundo de los hongos de Colombia)

Este proceso hará parte de un nuevo proyecto liderado por la Sociedad para la Protección de Redes Subterráneas (SPUN), del que hacen parte científicos y científicas de los Países Bajos, Canadá, Estados Unidos, Francia, Alemania y la Universidad de Manchester en el Reino Unido. El objetivo es recolectar 10.000 muestras en todo el mundo y emplear inteligencia artificial para mejorar su capacidad para absorber y almacenar dióxido de carbono.

La iniciativa cuenta con la asesoría de la conservacionista y etóloga inglesa, Jane Goodall. Para la experta, “la comprensión de las redes subterráneas de hongos es esencial para nuestros esfuerzos por proteger el suelo, del que depende la vida, antes de que sea demasiado tarde”, aseguró a The Guardian.

Las primeras muestras serán recolectadas en 2022 en la Patagonia, un proceso que podría tardar hasta 18 meses. Luego, los expertos y las expertas elaborarán mapas de posibles hongos micorrízicos subterráneos y con ellos esperan identificar los ecosistemas que enfrentan las amenazas más urgentes y asociarse con organizaciones locales de conservación. Uno de los propósitos es establecer corredores de conservación para estos ecosistemas.

Hasta la fecha, los investigadores que hacen parte del proyecto han identificado diez puntos críticos, entre los que están la tundra canadiense; la meseta mexicana; grandes altitudes en América del Sur; Marruecos; el Sahara occidental; El desierto de Negev, en Israel; las estepas de Kazajstán; las praderas y las llanuras altas del Tíbet; y la taiga rusa. (Puede leer: Primeras pistas de la utilidad de los hongos alucinógenos para tratar la depresión)

¿Por qué son importantes los hongos subterráneos?

Los hongos subterráneos tienen una gran capacidad para absorber y almacenar dióxido de carbono, que después es utilizado para tejer redes en el suelo. La función de estas redes es conectar las raíces de las plantas, que funcionan como caminos ara que los nutrientes pasen. En este proceso se intercambia el carbono por los nutrientes. De hecho, algunos hongos suministran el 80% del fósforo a sus plantas hospedantes.

Algunas de las amenazas que han enfrentado los hongos son por la expansión de la agricultura, principalmente por los fertilizantes químicos que emplean dañando el intercambio de carbono y nutrientes; la urbanización; la contaminación; la escasez de agua y los cambios climáticos. De no contar con estos ecosistemas, el suelo se vuelve más vulnerable a la sequía o la erosión. (Le puede interesar: “El 46% de los ecosistemas colombianos están en peligro”: Gonzalo Andrade)

Recibe alertas desde Google News