10 Oct 2020 - 1:35 a. m.

Por primera vez nacen en Europa dragones de mar

En un acuario español nacieron 24 crías de esta particular especie que suele habitar en aguas australianas y que sorprende por su belleza y su comportamiento.

Con información de EFE

Una buena noticia recibieron los funcionarios de un popular acuario español: veinticuatro dragones de mar nacieron en el acuario Poema del Mar de Las Palmas de Gran Canaria, que se convierte en el primer centro de Europa que consigue reproducir esta peculiar especie australiana. (Lea Estos son los parques que han abierto sus puertas de nuevo al ecoturismo)

Cerrado aún por las restricciones sanitarias derivadas del COVID-19, en el Poema del Mar hubo un primer nacimiento de las crías en junio. Ahora, acaban de nacer nuevas crías que apenas tienen un centímetro de tamaño.

Los dragones de mar (Phyllopteryx taeniolatus) son una especie especialmente sensible al entorno, protegida por su vulnerabilidad y su extrema peculiaridad, lo que la convierte en un “tipo de caballito de mar” muy difícil de criar en cautividad.

El dragón de mar es único en su especie, al igual que el caballito, de la familia de los Syngnathidae, y son los machos los que cuidan de los huevos, algo que se produce tras una danza muy especial, normalmente en primavera.

Como ha explicado Álvaro Albela, responsable de los dragones y del área de agua salada del acuario de Canarias, Poema del Mar, vivieron esta reproducción como “una gran noticia”, no solo para el acuario, sino para la isla.

Por ello, ha sido “muy emocionante y satisfactorio” para todo el equipo, como “una gran recompensa a un trabajo de varios años”.

Este tanque donde se encuentran los animales tiene más de tres metros de altura, aunque los dragones de mar suelen convivir en el fondo y solo utilizan la altura para su baile de reproducción, una danza en la que la hembra pasa los huevos a la cola del macho con movimientos en los que se entrelazan mientras ascienden del fondo hacia la superficie.

Además, el acuario tiene cultivos propios de los misidáceos de los que se alimentan estos animales, emblema marino oficial de Australia del Sur, y que suelen comer plancton, pequeños crustáceos como anfípodos, camarones mísidos (Mysis) y peces larvales (larvas de peces), entre otros.

Usualmente, estos animales viven en una zona muy concreta del sur de Australia y requieren unas condiciones de temperatura, hábitat, alimentación y sensibilidad muy específicas. Los dragones marinos son muy delicados a los cambios, a las luces, ruidos y vibraciones, que pueden afectarles notablemente.

Así mismo, los dragones de mar son especialmente sensibles a la contaminación del mar, la presencia de microplásticos en las aguas y el aumento de la temperatura fruto del calentamiento global, ya que viven en unas características muy concretas y en un hábitat reducido cuya destrucción tendría consecuencias fatales.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete