30 Nov 2015 - 2:00 a. m.

Primera vez que Colombia es fotografiada desde el cielo

Más de medio millón de imágenes componen uno de los archivos aéreos más ambiciosos de los que se tenga registro en el país. Hoy la fundación Ecoplanet e IM Editores lanzan el libro “Colombia: del cielo a la tierra”.

María Paulina Baena Jaramillo

Si un viajero llegara a Colombia con un altímetro en la mano, se sorprendería de la cantidad de registros que marcaría el aparato. Esa fue la idea detrás del libro Colombia: del cielo a la tierra, de la Fundación Ecoplanet e IM Editores: descubrir el país a través de sus alturas y fotografiar 100 lugares emblemáticos desde el cielo.

Como explicó Francisco Forero Bonell, director de la Fundación Ecoplanet, “el origen comenzó con la búsqueda de otro ángulo. Colombia no es un país sobrefotografiado, pero hay lugares que sí lo están hasta el cansancio. Este proyecto busca resolver una problemática y es que no tenemos referentes colectivos. Debemos aprender a reconocernos nosotros mismos desde el cielo”.

Ya otros fotógrafos y el Instituto Colombiano Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) habían hecho algunas tomas desde el aire. La diferencia es que para este propósito conocieron todas las herramientas de vuelo posibles. Desde helicópteros, drones, aviones de ala fija, aviones de ala rotativa (como el autogiro) y hasta globos. “Uno tiene que enseñarle a volar al fotógrafo”, dijo Alfredo Gracia, quien lleva 47 años volando y fue el piloto encargado de llevar a los fotógrafos a los sitios seleccionados.

La idea se empezó a cocinar desde el 2004 y se concretó “en una servilleta”, comentó Daniel Feged, presidente de la junta de la Fundación Ecoplanet. De ahí arrancaron las conexiones con aliados y un itinerario de viaje que estaba sujeto a la meteorología y que hacía más engorroso el proceso. Había momentos, como cuentan las cabezas del libro, en los que pasaban meses sin hacer una fotografía porque llovía o había mucha bruma. Así que este “no es un libro más. Es todo lo que hay detrás”, aseguró Feged.

Tres años más tarde, en el 2007, hicieron la primera foto sobre un globo en San Agustín, Huila, porque allí estaba prohibido cualquier vuelo con una aeronave de motor. Sobre el globo también fotografiaron a Barichara (Santander), el Valle del Cocora (Quindío) y el Parque Jaime Duque, en Bogotá.

Los problemas con cada vuelo no fueron pocos. Cada uno presentaba situaciones complejas. Como contó Francisco Forero, director de Ecoplanet, el globo avanza al ritmo del viento y a veces eran necesario vuelos anclados; el dron fue difícil controlarlo en la laguna verde del volcán Azufral sobre una cima de más de 4.200 metros sobre el nivel del mar y un cañón con vientos que alcanzan los 80 kilómetros por hora; el helicóptero sufrió malas pasadas en el Chiribiquete y tenía el riesgo extra de que se estrellara contra las paredes; y los vuelos de alta montaña, en los nevados, eran críticos.

Forero se volvió fotógrafo gracias a una cámara multipropósito, (hacía las veces de radio) que le regaló su abuelo cuando tenía cinco años. Su papá también era un fotógrafo aficionado. Siempre regresaba de un viaje con rollos de imágenes y hoy sus cámaras y lentes Nikon son los que le heredó. Así que es fotógrafo de naturaleza por hobby y su intención siempre ha sido compartir sus registros y hacer con ellos piezas educativas.

Con esa idea surgió Ecoplanet en el 2010. El objetivo consistía en documentar los ecosistemas colombianos para crear conciencia y servir de instrumento educativo. Esta fundación fue la misma que produjo la que hoy es la sexta película más taquillera del cine colombiano: Colombia: magia salvaje.

Los dos proyectos, tanto el libro como la película, se realizaron simultáneamente, pero eran diferentes. “El libro permitió ir a lugares que, a la postre, iban a aparecer en la película y que sirvieron de investigación para Magia salvaje”, aseguró Francisco Forero. No obstante, el libro es más comprehensivo que la película. Todos los departamentos están cubiertos en él.

De acuerdo con Santiago Montes, editor de IM, el libro se organizó por pisos térmicos porque daban una unidad de luz y de color muy interesante. De hecho, a medida que se pasan las páginas, la paleta de colores adquiere un orden que obedece a que en cada altura la luz se parece y la radiación también por la cantidad de rayos UV. Con ese criterio, las fotografías se dividieron en seis capítulos: nieves perpetuas, páramos, altiplanicies, regiones primaverales, tierra caliente, la sierra y el mar.

Pero si Magia salvaje se concentraba en vida animal, este libro le añadía un crisol de culturas y sitios frecuentados por los colombianos y turistas como la Plaza de Bolívar en Bogotá, el Puente de Boyacá, Villa de Leyva o incluso la intersección del puente de la calle 92 en Bogotá. “Queremos que la gente manifieste sorpresa cuando vea el libro. Es ver el país como nunca lo ha visto antes. La capacidad de abstracción cuando ve desde arriba es impresionante”, señaló Forero.

Después de varias anécdotas en la realización de este proyecto, que reunió más de medio millón de imágenes y que las filtró en cerca de 100, quedan algunas tomas mentales. Forero, el fotógrafo, y Gracia, el piloto, recuerdan algunos vuelos inolvidables. Como ese de ver los nevados hacia abajo cuando lo común es alzar la vista. O la del Parque Nacional Natural Chiribiquete, un mundo perdido de Colombia, totalmente prístino e intocado. O ver desde el aire ballenas que nadan libremente en el océano y que muchas veces superan las dimensiones de un avión.

A partir de hoy el libro comenzará a circular y el 10 de diciembre 3.000 ejemplares estarán disponibles para la venta en las principales librerías del país por un valor de $143.000. La idea, más adelante, es volverlo una película aérea y convertirlo en una experiencia digital que esté al alcance de todos.

Esa, según Forero, sería la verdadera democratización porque, como sostuvo, “Colombia nos ha permanecido vedada, prohibida por razones equivocadas. Hemos tenido la imposibilidad de ir a recorrer los lugares a menos que sea desde el aire”.

 

mbaena@elespectador.com

Temas relacionados

San Agustín
Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete