17 Nov 2018 - 5:11 p. m.

¿Qué hizo el Ministerio de ambiente en sus primeros 100 días?

En el balance de los primeros 100 días de gobierno, el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, destacó la recuperación del 40% de los recursos asignados para la cartera para el 2019, así como la creación de los Centros Regionales de Diálogo y Prevención de Conflictos Socio ambientales.

- Redacción Vivir

Aunque ha pasado de agache en la agenda de los primeros días del gobierno Duque, el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, rindió cuentas sobre la labor de esta cartera en los primeros 100 días de gobierno.

El ministro, quien ya había pasado por el Ideam, destacó, como su primer gran logro, “la recuperación del 40% de presupuesto para el año 2019, que había sido recortado a todo el Sistema Nacional Ambiental – SINA 5 meses atrás”. Tras la solicitud, el ministro logró que le adicionaran  $140.000 millones al bolsillo del SINA, para un total de $375.000 millones para 2019.

Teniendo en cuenta que del Ministerio de Ambiente dependen no solo los funcionarios del ministerio, sino Parques Nacionales Naturales, la Anla y los institutos Alexander von Humboldt, Ideam, Sinchi, IIAP e Invemar, el recorte que cada año experimenta el sector es uno de los grandes dolores de cabeza del sector.

Por eso, el ministro Lozano informó que “se concretaron las cooperaciones internacionales con países estratégicos como Reino Unido, Noruega, Dinamarca, Alemania, Estados Unidos y la Unión Europea”, pero no dejó claro a qué entidades o programas se destinarían estos recursos, ni cuánto fue el monto que recibió el país con esta estrategia financiera o si son recursos de convenios firmados por el anterior gobierno a los cuales se les dará continuidad.

Por otra parte, el Ministerio destacó una estrategia que no se había implementado en el país, y a través de la cual esperan apaciguar las confrontaciones cada vez más álgidas que generan los temas ambientales en el país. Lozano destacó así los Centros Regionales de Diálogo y Prevención de Conflictos Socio ambientales en los territorios.

Estos centros, cuya base de operaciones serán los distintos institutos del país, ya inauguró sus sedes de Santa Marta y Bucaramanga.

 Sobre leyes y los decretos, el Ministerio destacó el Conpes de Variabilidad Climática para prevenir y atender los eventos extremos climáticos e hídricos, especialmente, el fenómeno El Niño 2018-2019, así como la presentación en el Congreso de un proyecto de Ley que “busca fortalecer técnicamente la institucionalidad territorial, con el fortalecimiento del Consejo Directivo de las CAR”.

Aunque no lo dice de manera explícita, este proyecto de ley parece querer cambiar la percepción de que las CAR son organismos donde los políticos regionales pagan favores. Para ello, cualifica los requisitos para aspirar al cargo de Director de una Corporación Autónoma Regional - CAR y establece “el proceso público y abierto para su elección”. Asimismo, incluye en el Consejo Directivo de las CAR a miembros de universidades e institutos de investigación. Resto ver cómo se mueve el proyecto en el Congreso.

Frente a planes de acción puntuales que gobierno deberá ejecutar en los próximos cuatro años, el Ministerio presento dos acciones: la Estrategia Nacional de Economía Circular y el Plan de Acción Ambiental para el Manejo del Mercurio.

El primero, explicó la cartera, busca incrementar el porcentaje de materias, productos y materiales que se reciclan en el país, un problema urgente, sis e tiene en cuenta que en Colombia se recicla apenas un 20% de los residuos, según datos de años anteriores del mismo ministerio. Para lograr esta meta, la estrategia “incentiva a las empresas, consumidores y otros actores de cadenas de valor a desarrollar e implementar nuevos modelos de negocios”.

El segundo pone en marcha una de las batallas que ganó el ministro de Ambiente del pasado gobierno, Luis Gilberto Murillo. Murillo logró que Colombia quedara oficialmente incluida en el Convenio de Minamata, y en julio de este año puso en marcha la prohibición del uso de mercurio en la minería en Colombia. 

El plan del nuevo ministerio busca “erradicar en el año 2023 todos sus usos en el territorio nacional”, especialmente en zonas sensibles del Chocó biogeográfico, Antioquia, Bolívar, Amazonas, Cauca, Santander, Córdoba, Caldas, Valle del Cauca y Nariño.

Hay, eso sí, logro mucho más gaseosos. Se trata, por ejemplo de las “agendas intersectoriales de sostenibilidad con los ministerios de minas y energía, transporte y agricultura”, una de las grandes retos del Ministerio de Ambiente desde su creación. Si bien la entidad aseguró que “se gestionaron los conflictos que impedían avanzar en la sostenibilidad” de las agendas conjuntas, al parecer todavía no hay pactos, acuerdos o trabajos concretos entre estas carteras. 

Comparte:
X