25 Mar 2017 - 7:00 p. m.

Que viva el planeta

Hay artistas callejeros dibujando realidades y sembrando esperanza al pintar su planeta soñado, activistas que defienden a los animales, a los páramos, que son guardianes del agua, y músicos cantándole a la vida, al respeto por las montañas, al río.

Mario Muñoz

Nos cuesta mucho trabajo entender que estamos en este planeta de paso y que no somos dueños de nada, no somos dueños del agua, no somos dueños de la tierra, aunque eso creamos al comprar un papel; no somos dueños del tiempo, ni del viento. Creemos desde siempre y tristemente les hacemos creer a las nuevas generaciones que lo más importante es tener, poseer, y que se es mejor persona y más importante que los demás en la medida en que se pueda tener más para mostrar.

Vivimos en un mundo gobernado por la avaricia y el deseo incontenible de tener poder. Poder para comprar, poder para vender, poder para pasar por encima de los demás, para seguir construyendo desigualdad y mostrarles a todos en las redes sociales la felicidad comprada.

Afortunadamente desde hace ya un par de generaciones existen grupos pequeños de personas queriendo hacerle frente a tanta indiferencia y queriendo relacionarse con el entorno de manera más justa y equilibrada. Cada vez son más quienes a través del arte y de acciones pequeñas empiezan a sembrar un mejor mundo para todos, sí, para todos, incluyendo a los que solo piensan en el dinero y en sí mismos.

Estos individuos o a veces pequeñas células están sembrando la idea de que somos parte y no el centro ni la verdad, que estamos en un planeta prestado que pertenece a los que aún no nacen y que cada gota de agua y expresión de vida es un tesoro que no se puede comprar con todo el dinero del mundo.

Hay artistas callejeros dibujando realidades y sembrando esperanza al dibujar su planeta soñado, activistas que defienden a los animales, a los páramos, que son guardianes del agua, gente que prefiere la bicicleta por el bien de todos y no el auto por el bien y beneficio personal; músicos cantándole a la vida, al respeto por las montañas, al río.

Parches como el Movimiento Ambientalista Colombiano trabajándole a la recuperación del agua en La Guajira o enseñando a leer en el Chocó; la plataforma ALTO, que da la vida por los animales y se la juega por la abolición de la fiesta brava mal llamada arte; todos los colectivos de bicicletos que recorren como enjambres las ciudades, encuentros y festivales como el Festival Viva el Planeta, que lleva seis años reuniendo familias enteras a escuchar música de esa que quiere lo mejor para todos y que aún con esos mensajes sigue siendo toda una fiesta.

Por ahora parece que estas células se multiplican, pero necesitamos de todos para que se forme un tejido que se vuelva resistente, duradero e incluyente. Todos podemos ser parte de una movida que deje de ver tanta telenovela pendeja y de escuchar tanta basura que nos trata como idiotas a todo volumen en los parlantes, todos podemos decidir dejar de hacer parte del juego de la felicidad idealizada en lo que otros tienen y yo algún día, si soy bendecido y afortunado, alcanzaré. Las acciones son sencillas, cambiemos de canal, cambiemos de emisora, apaguemos y salgamos a la calle, veámonos a los ojos y respiremos un mundo y un planeta más real y más hermoso por el que desde hace rato deberíamos estar trabajando juntos.

Que vivan los perros a cuadros que no compran agua embotellada todos los días, que vivan los que caminan y los que no contaminan con sus fotos llenas de filtros.

El Subcantante” de Doctor Krápula

Exigimos (Canción de Doctor Krápula)

Exigimos respeto por la vida, 
exigimos mejor educación, 
exigimos la verdad en las noticias, 
exigimos toda la información, 
exigimos que el agua se proteja 
porque no hay nada que tenga más valor, 
exigimos nueva gente en el gobierno 
y que se acabe tanta corrupción, 
¡RESPETO! por la montaña 
y que las selvas no se puedan ni tocar, 
que devuelvan toda la tierra 
y campesino que la vuelva a trabajar. 

EXIGIMOS uooh, 
porque la voz podemos levantar. 
EXIGIMOS uooh, 
porque tenemos derecho a protestar. 
(x2) 

Exigimos que liberen nuestra gente 
y que nos dejen de matar y secuestrar, 
exigimos condiciones diferentes 
y las empresas que nos dejen de explotar, 
exigimos que se borren las fronteras 
y que exista libertad para pensar, 
que se respeten también los animales <3 
y que llegue por fin la libertad 
¡RESPETO! por la montaña 
y que las selvas no se puedan ni tocar, 
que devuelvan toda la tierra 
y campesino que la vuelva a trabajar.

EXIGIMOS uooh, 
porque la voz podemos levantar. 
EXIGIMOS uooh, 
porque tenemos derecho a protestar. 
(x2) 

Nuestras exigencias son unilaterales 
representando en frente brillante del sol 
y de millones de corazones que esperan 
el primer rayo de la nueva aurora 
rompemos siglos de silencios 
porque tenemos: 

¡Derecho a protestar! 

EXIGIMOS uooh, 
porque la voz podemos levantar. 
EXIGIMOS uooh, 
porque tenemos derecho a protestar.

Comparte:
X