4 Nov 2020 - 9:35 p. m.

Sacrificarán 15 millones de visones por temor a mutación de coronavirus

La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, aseguró que 12 personas ya están infectadas con el virus mutado y que el visón ahora se considera un riesgo para la salud pública y amenaza la eficacia de una futura vacuna. Científicos advierten que la mutación de un virus es normal.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

Durante la pandemia por el coronavirus los animales han sido los principales afectados, principalmente, porque ellos albergan una serie de virus que podrían infectar a los humanos. Así como pasó con el virus SARS-CoV-2. Primero culparon a los murciélagos y cientos de ellos fueron sacrificados; luego al pangolín y ahora un grupo de visones, un mamífero carnívoro, va a ser sacrificado en Dinamarca. (Lea: Francia prohibirá animales salvajes en circos y reproducción en cautividad)

En rueda de prensa, Mette Frederiksen, primera ministra de Dinamarca, aseguró que 12 personas ya están infectadas con el virus mutado y que el visón ahora se considera un riesgo para la salud pública y amenaza la eficacia de una futura vacuna. Por eso, ordenó sacrificar entre 15.000 y 17.000 ejemplares.

“El virus mutado a través de los visones podría representar un riesgo de que futuras vacunas contra el COVID-19 no funcionen como debería (...) Hay que sacrificar a todos los visones”, añadió Frederiksen. Como parte del plan, miembros del ejército, la policía y el servicio nacional de emergencia se movilizarán para ayudar a las granjas para matar a los ejemplares que encuentren de este animal.

En las últimas semanas las autoridades locales y los criadores han estado sacrificando a los animales como una de las estrategias para contener la propagación del COVID-19, aunque los científicos han explicado que la mutación de un virus es normal y mutación no significa que se comportará de manera diferente. “Determinar las consecuencias concretas de una mutación es complejo”, explican a la AFP. (Puede leer: El tráfico ilegal de animales salvajes, el problema sanitario que reveló el coronavirus)

Y aunque esta mutación no agrava las complicaciones causadas por el coronavirus en el ser humano, Kåre Mølbak, responsable de la Autoridad Danesa de Control de Enfermedades Infecciosas (SSI), considera que “seguir con la cría de estos visones supondría un riesgo muy elevado para la salud pública, tanto en Dinamarca como en el extranjero”.

Según datos del Ministerio de Salud de Dinamarca, cerca de la mitad de las 783 personas infectadas en el norte de Dinamarca, hogar de una gran cantidad de criadores de visones, tendrían infecciones derivadas de las granjas. Esta mutación se identificó en cinco granjas diferentes. Los 12 casos de transmisión en humanos del virus mutado fueron detectados en el norte de Jutlandia (oeste), donde se concentran la mayoría de criaderos.

Dinamarca es el mayor productor mundial de piel de visón y tiene de 15 a 17 millones de animales que están ubicados en cerca de 1.100 granjas. Según los informes y datos de la policía danesa, las últimas cifras de la Administración de Alimentos y Veterinaria de Dinamarca señalan que se han encontrado infecciones por COVID-19 en más de 200 granjas de visones. (Le puede interesar: Detener pérdida ambiental es 100 veces más barato que recuperarse de una pandemia)

Hasta este lunes 2 de noviembre las autoridades ya habían sacrificado más de 1,2 millones de individuos y le prometió compensaciones a los criadores, ya que este sector emplea a unas 6.000 personas. A mediados de este año en Suiza, España y Holanda también se había anunciado sacrificar a estos animales. Sin embargo, en ninguno de estos países se mató a tantos ejemplares, como plantea Dinamarca.

Comparte:
X