3 Apr 2017 - 1:16 p. m.

Se reabrirá el parque El Cocuy

El ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo y el pueblo U´wa llegaron a un acuerdo para que se lleve a cabo un turismo controlado que no afecte los ecosistemas.

Redacción VIVIR

Después de 14 meses de estar cerrado al público, se reabrirá por seis meses, a partir del 6 de abril, el  parque El Cocuy para el ingreso de turistas. Así lo anunció este fin de semana el ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo y líderes del pueblo U’wa, al concluir una mesa de diálogo en la sede administrativa de la comunidad indígena en Cubará.

El parque, ubicado en territorio ancestral del pueblo U'wa, se había cerrado desde febrero de 2016 por solicitud de los indígenas ante el deterioro y la falta de control en los planes de turismo. Pero las discusiones sobre su mal manejo y el turismo no planeado se remontan a abril de 2013 cuando se comenzó a plantear la necesidad de poner orden en el lugar. La belleza del Parque lo ha ido convirtiendo en uno de los más populares del país y las visitas comenzaron a crecer vertiginosamente: en 2004 ingresaron 2.998 visitantes; en 2009 fueron 7.227, y 9.724 en 2012.

La falta de una tarifa de ingreso diferencial, pocos recursos para el buen manejo en lugares para acampar, bajos niveles de seguridad, además del ingreso desordenado de casi 400 caballos en alta temporada para asistir a los turistas se estaba convirtiendo en un problema mayor.

Después de un trabajo coordinado entre el gobierno, la comunidad y las organizaciones que trabajan en el lugar fue posible llegar al acuerdo para reabrir el parque por una temporada de seis meses.  Durante la reunión el Ministro de Ambiente reiteró al pueblo U’wa que el sector tiene metas comunes con ellos, “una de ellas es la conservación de nuestros ecosistemas estratégicos”. Bladimir Moreno, presidente de Asowua, una se las organizaciones indígenas que hace parte de la Mesa, dijo que “el gobierno ha venido cumpliendo con este proceso, para que sea posible la reapertura del Parque el Cocuy”.

Por su parte  Julia Miranda, directora de Parques Nacionales Naturales agregó que “este acuerdo es un dialogo muy constructivo porque la protección del parque es lo primero.Las medidas que tomemos adicionales serán beneficiosas para el parque”.

Por su parte Carlos Amaya, gobernador de Boyacá, anunció que el departamento está haciendo un esfuerzo de casi 100.000 millones de pesos en temas ambientales, dentro de los que se incluye la realización de estudios de impacto en el parque.

Juan Pablo Ruiz, columnista de El Espectador y experto en temas ambientales, reflexionó en una de sus columnas sobre la situación del Cocuy y escribió que “mientras nosotros discutimos si los ciudadanos pueden o no entrar al Parque Nacional y pisar o no su glaciar, en países con mayor y mejor información sobre los efectos de las visitas sobre los ecosistemas naturales y sus glaciares, las visitas son abundantes y están perfectamente reglamentadas”. Comparó el manejo del turismo en este parque con el del Parque Denali en Alaska, un ecosistema de gran fragilidad pero al que cada año ingresan al año más de un millón de personas.  En el monte Aconcagua, el más alto de América, se pagan en promedio más de US$300 por el ingreso a la montaña y transitan anualmente su ruta normal camino a su cima más de 2.800 montañistas.

Nuevas condiciones

Entre el acuerdo al que se llegó, quedó establecido que a partir del 6 de abril se podrán realizar actividades de esparcimiento y contemplación como caminatas, recorridos a borde de glaciar y uso de tres senderos, fotografía y video no comercial, senderismo interpretativo y observación de fauna y flora.

Los tres senderos, que en total tienen una extensión de 25 kilómetros, son:

– Ritacuba: iniciando desde la cota de los 4.000 m s.n.m, hasta el borde del glaciar del pico Ritacuba Blanco con una longitud de 5.000 metros dentro del Parque. Su capacidad de carga será de 49 turistas diarios.

– Laguna Grande de la Sierra: iniciando en el sitio conocido como La Cuchumba, hasta el borde del glaciar del Pico Cóncavo con una longitud de 9.400 metros dentro del Parque. Su capacidad de carga será de 175 turistas diarios.

– Lagunillas Pulpito: desde la cota de los 4.000 m s.n.m arriba de la cabaña Sisuma, y pasando por el Hotelito hasta el borde del glaciar del Pico Pulpito del Diablo con una longitud de 4.500 metros dentro del Parque. Su capacidad de carga será de 82 turistas diarios.

Dentro de las restricciones definidas están la de pernoctar en el área protegida. El ingreso al Parque será desde las 5 ​a.m. ​​y hasta las 9 de la mañana. El horario de salida será de 1 p.m.​ a 6 de la tarde.

​Parques Nacionales Naturales también informó que al interior del área protegida solo se prestarán servicios ecoturísticos relacionados con la conducción de grupos de visitantes en pasadía y que los prestadores del servicio se comprometen a ajustar sus pautas de publicidad a los servicios ofrecidos, suministrar la información que sea requerida por las autoridades de turismo y dar cumplimiento a las normas de conservación ambiental.

 

Comparte:
X