Publicidad

Trucha arcoíris está depredando peces nativos

En 1938 este pez fue introducido en Colombia por clubes de pesca.

Agencia de Noticias de la U. Nacional
05 de febrero de 2014 - 05:05 p. m.
Foto: Archivo Particular
Foto: Archivo Particular

 La presencia de la trucha arcoíris es uno de los principales factores en la reducción de la población de otras especies de peces. En Colombia, esta situación comienza a ser investigada.

Así, por ejemplo, en el lago Titicaca (Bolivia) la presencia de la trucha arcoíris redujo drásticamente el número de peces del género Orestia; en Argentina ha desplazado otras poblaciones de peces y en Nueva Zelanda produjo cambios en los comportamientos de ciertas poblaciones de insectos que pasaron de diurnos a nocturnos, debido a que eran depredados mientras había luz solar.

Esta trucha es endémica de la costa oriental de América del Norte y fue llevada a diferentes partes del mundo con fines de repoblamiento de aguas y pesca deportiva. Pero en la actualidad se ha convertido en una nociva especie invasora.

“La arcoíris es una especie que no ha sido estudiada en Colombia; por eso, se hizo una investigación preliminar en el río Guatiquía (que nace en el páramo de Chingaza a 3.500 msnm), con el fin de obtener información base para futuros estudios”, afirmó Francisco Javier Luque Moreno, estudiante del Departamento de Biología de la Facultad de Ciencias y quien trabaja en el laboratorio de ictiología del Instituto de Ciencias Naturales de la U.N.

“En Bolivia, cuando fue introducida en el lago Titicaca, compitió y depredó a otros peces que allá se encontraban. Así, la falta de estudios en nuestro país nos está llevando a una posible pérdida de especies, por eso comenzamos a estudiarla”, complementó Luque.

En 1938 este pez fue introducido en Colombia por clubes de pesca, principalmente en el lago de Tota (Boyacá), en la laguna de Chingaza y en el embalse del Neusa (Cundinamarca). Después, tuvo una aceptación económica y se convirtió en pez de cultivo. Además, se ha logrado adaptar en las sierras altas de Colombia.

La trucha es un pez depredador que consume una gran cantidad de presas y presenta una estrategia de alimentación generalista, es decir, se alimenta de todo.

Una trucha bajo condiciones buenas puede alcanzar tamaños de 60 centímetros, pesar hasta 4 kilos y alcanzar los 7 años de vida. Se sabe que a mayor tamaño de la hembra, mayor cantidad de huevos (pueden poner entre 1.000 y 2.000 huevos en cada puesta). En algunos sitios se venden los huevos a otros criaderos para permitir la producción.

“Una trucha puede alcanzar la madurez sexual entre los dos y tres años, y, como buen invasor, tiene características que le permiten colonizar diferentes ambientes”, comenta Luque.

Su nombre, trucha arcoíris, hace referencia a la pigmentación que tiene, un verde oliva en la parte dorsal, blanco en la parte central y una franja característica rosada muy llamativa en la parte lateral.

Por Agencia de Noticias de la U. Nacional

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar