5 Jan 2021 - 4:28 p. m.

Trump subastará a los perforadores de petróleo el refugio en el Ártico

Este miércoles, 6 de enero, la administración de Donald Trump subastará algunas partes del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, en Alaska. Este refugio cubre 631.800 hectáreas y es hábitat de especies como los osos polares y los caribúes.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

Este miércoles 6 de enero se subastará a los perforadores de petróleo el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, en Alaska. Esta decisión es una de las ultimas del gobierno de Donald Trump en temas ambientales. Estas ventas de arrendamiento son el punto culminante de una de las batallas ambientales de más alto perfil de la nación. (Lea: El Gobierno Trump abre la reserva natural del Ártico a la explotación petrolera)

Una vez los ANWR, que son los arrendamientos de este refugio, sean vendidos a las compañías de energía y petróleo, la única salida para evitar un daño ambiental enorme es que el presidente entrante, Joe Biden, estipule obstáculos regulatorios y así evitar la perforación.

Para los expertos ambientales, Estados Unidos debe dejar de perforar y quemar combustibles fósiles a medida que se acelera la crisis climática, principalmente ahora que no hace parte del Acuerdo de París, en el que se establece que se deben tomar las medidas pertinentes para evitar que la temperatura del planeta aumente en 2°Celsius. Aunque los humanos dejaran de usar combustibles fósiles, la Tierra continuaría calentándose.

El refugio de vida silvestre, que cubre 631.800 hectáreas y es hábitat de especies como los osos polares y los caribúes. Se cree que en el suelo debajo de la llanura contiene miles de millones de barriles de petróleo. Y pese a que el Congreso designó en 1980 la franja costera de la reserva, en el nordeste de Alaska, para posibles explotaciones petroleras el Refugio del Ártico, conocido por su biodiversidad como el Serengueti de los Estados Unidos, ha sido territorio vedado para las perforaciones a pesar de los esfuerzos de cuatro décadas de los republicanos por abrirlos a las empresas petroleras.

En agosto de 2020, en una entrevista, el secretario del Interior, David Bernhardt, aseguró que “el establecimiento de este programa es un hito mayor (...) No es el fin del proceso de arriendos, pero es un hito muy significativo”. (Puede leer: Gobierno de Trump llama a petroleras a licitar por perforaciones en el Ártico)

Por medio del Registro Federal, la Oficina de Administración de Tierras pidió en noviembre del año pasado a las compañías identificar los lugares en los que están interesadas para la prospección y posible explotación de hidrocarburos en los cerca de 6.000 kilómetros cuadrados del refugio a lo largo de la costa del océano glaciar Ártico.

Prudhoe Bay: el campo de petróleo más grande de Norteamérica

Prudhoe Bay ha sido el campo de petróleo más grande que se ha descubierto en Norteamérica y, según datos del Gobierno, fue el encargado de impulsar el desarrollo económico de este estado. Sin embargo, aunque ha servido como un ingreso anual se convirtió en el responsable del derrame de petróleo más dañino de la historia. El petrolero Exxon Valdez fue el responsable de arrojar millones de barriles frente a la costa sur de Alaska en 1989.

Adam Kolton, director ejecutivo de la ONG Alaska Wilderness League, señaló a The Guardian que subastar estas tierras “simboliza lo que está en juego aquí. Si no puede trazar una línea en la tundra y mantener esta área del Ártico fuera de los límites, entonces la pregunta es, ¿dónde puede trazar la línea y qué parte protegida del refugio de vida silvestre en los Estados Unidos permanecerá fuera de los límites? “.

Este plan, para la concesión de licencias de explotación gasística y petrolera, según grupos ambientales, provocaría un daño irreversible que ocasionará a uno de los hábitats de vida silvestre más importantes del mundo, afectando a varias especies. Y aunque varias organizaciones ambientales han asegurado que el impacto para el medio ambiente es enorme, funcionarios de la Oficina de Administración de Tierras del Departamento del Interior insisten en que, con la construcción de una red de plataformas de pozos y tuberías, no debería verse amenazada la vida silvestre del lugar.

Este refugio del Ártico fue designado por el presidente Dwight Eisenhower en 1960. No es la primera vez que se propone perforar la reserva. En 1987, Ronald Reagan fue el primero en batallar por la explotación de recursos naturales. Pero, legisladores demócratas frenaron la decisión en el Congreso, hasta que, en 2017, se aprobó un proyecto de ley que autorizó las ventas por arrendamiento.

¿En qué consiste el plan de extracción?

Según recopiló Washington Post, el plan, se aprobará la construcción de cuatro pistas de aterrizaje y plataformas de pozos importantes; además de 175 millas de carreteras, soportes verticales para tuberías, una planta de tratamiento de agua de mar y un lugar de aterrizaje y almacenamiento de barcazas. (Lea también: ¿En qué consiste el plan para extracción de petróleo y gas en refugio de Alaska?)

Comparte:
X