11 Feb 2021 - 1:00 p. m.

Un impulso al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Durante sus más de 10 años de operación, uno de los principales objetivos de Tiendas D1 fue la equidad de género. Hoy, el 51 % de sus trabajadores son mujeres. La transición para una economía más sostenible es otra de sus metas para cumplir sus cuatro ODS. Solo en 2020, reciclaron más de 20.000 toneladas de residuos.

Redacción BIBO

Hoy son más de 7.000 mujeres las que se han visto beneficiadas con la equidad de género que promueve KOBA Colombia. El apoyo y las oportunidades brindadas para avanzar y ascender desde los primeros cargos o incluso desde sus prácticas a mujeres de diferentes edades, orígenes, y culturas, que buscan mejorar su condición de vida y la de sus familias. Además de potenciar la protección de la mujer y prevención de la violencia de género, desde hace un año la empresa se unió a la iniciativa de la Secretaría Distrital de la Mujer de Bogotá, con la que se buscaba ampliar espacios de atención, apoyo y ayuda inmediata para aquellas personas que son víctimas de violencia. Y, en convenio con la Vicepresidencia de Colombia y la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, se amplió el proyecto a escala nacional. Ahora todas las Tiendas D1 son espacios de apoyo y acompañamiento para mujeres víctimas de violencia. (Lea: La transformación de las tiendas a un desarrollo más sostenible)

“Cuando empezamos a organizar nuestra política o nuestra impronta en sostenibilidad, introdujimos conceptos como la igualdad de género. Claramente no hay diferencias entre las capacidades de hombres y mujeres para trabajar, pero sí hay que hacer el esfuerzo de alcanzar un equilibrio entre las partes. En las tiendas casi alcanzamos un 50-50, y hay un alto porcentaje de mujeres ocupando cargos directivos y de gerencia”, señala Gustavo Antonio García, vicepresidente de operaciones de Tiendas D1.

Al igual que la meta de equidad de género en las Tiendas D1, desde el 2018, como parte de la nueva ola de metas de sostenibilidad enmarcadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Koba Colombia decidió priorizar cuatro objetivos: respeto e igualdad de género (ODS5), generación de trabajo decente y crecimiento económico (ODS 8), producción y consumo responsable y sostenible (ODS 12) y promoción de sociedades justas, pacíficas e inclusivas (ODS16).

Para fortalecer su compromiso de equidad, inclusión y diversidad laboral y con el propósito de avanzar en la inclusión de minorías o grupos aislados, KOBA se unió con algunas fundaciones. Una de ellas es Best Buddies, organización sin ánimo de lucro encargada de promocionar la inclusión de personas con discapacidad intelectual. Hasta el momento, la alianza ha beneficiado a 54 personas que siguen trabajando en la compañía. Con el apoyo del SENA, además, beneficiaron a más de noventa personas de las comunidades más vulnerables de Chocó y La Guajira.

Con el objetivo de seguir ayudando en la inclusión de este grupo poblacional, KOBA, recientemente, firmó un convenio con la Fundación Acción Interna y se sumó a entregar segundas oportunidades a pospenados. Jessica, de 26 años, fue una de las beneficiadas. “Creo que las personas merecemos una segunda oportunidad. Cuando las aprovechamos podemos ser muy grandes. Me gustaría llegar a ser jefa de zona, supervisar alguna Tienda D1 y sueño con algún día poder ser profesional en culinaria, una de mis pasiones”, dice Jessica. (Puede leer: D1 abre su tienda 1.500 en Colombia)

En este proceso, en el que KOBA ha trabajado de la mano con entidades como la Fundación Best Buddies, Acción Interna, el SENA y el Ejército Nacional, han podido beneficiar a cientos de personas, que hacen parte del grupo poblacional de minorías o grupos aislados. Y, desde el escenario de personas y trabajo decente, se buscó mantener la política de la compañía de generar empleo local, digno, directo y a término indefinido, con el fin de generar estabilidad y calidad de vida. En la actualidad, ya son más de 14.000 colaboradores los que están vinculados a KOBA.

Además de impulsar la paridad en sus tiendas y conseguir la inclusión, KOBA se propuso brindarles una alternativa adicional a los jóvenes del SENA en algunos departamentos, como La Guajira por ejemplo. En Uribia, Tiendas D1 empezó patrocinando a estudiantes del SENA para que confeccionaran tapabocas, batas, cofias y polainas para, después, donarlas a la misma comunidad, al Hospital Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, el único hospital de ese municipio, y a otros centros de salud en todo el país, logrando entregar más de 32.000 tapabocas y más de 1.700 kits hospitalarios.

En sus más de diez años de operación, KOBA también ha trabajado para convertirse en un referente de tienda sostenible. Para llevar sus productos, que son de calidad alta a precios muy bajos y en su mayoría colombianos, al frente de cada caja registradora había un estante con cajas de cartón, pero si quería llevar los productos en bolsas plásticas, debía pagar por cada una. Reducir el consumo indiscriminado de bolsas plásticas y concientizar al comprador fue uno de los primeros propósitos ambientales. (Les puede interesar: Tiendas y droguerías se convierten en espacios seguros para las mujeres en Bogotá)

Otro de los proyectos que lidera Tiendas D1 es la recolección de aceite de cocina usado, uno de los componentes responsable de contaminar los cuerpos o fuentes de agua. Un litro de aceite de cocina usado puede llegar a contaminar mil litros de agua. Pero, en cambio, si ese litro de aceite fuera bien depositado podría ser reciclado y transformado en productos como el biodiésel, un combustible renovable y con menor impacto ambiental. Para tener un mejor aprovechamiento de estos residuos, KOBA se alió con la Fundación Manos Verdes.

Y ¿cómo conseguir reciclar el aceite desde la casa? Lo primero es dejarlo enfriar, para evitar quemaduras, después envasarlo en una botella plástica y taparla bien. En la mayoría de las Tiendas D1 de Bogotá hay puntos señalados para depositarlo y después será recolectado por Manos Verdes por medio de sus conductores y vehículos certificados. Luego, será transformado en combustible biodiésel. Hasta el momento, ya se han recolectado más de 2.000 litros de aceite, evitando así la contaminación de más de dos millones de litros de agua.

Así como recolectaron aceite de cocina usado, también lo han hecho con las pilas por más de cuatro años. Con la ayuda de Recopila, han instalado en las sedes urnas en las que se pueden depositar las pilas para que puedan ser recicladas, logrando recolectar 64 toneladas de pilas. “Con este tipo de iniciativas pretendemos extender la responsabilidad en la vida útil de los productos que ofrecemos”, dice García, quien reitera que están haciendo prácticas con los envases Tetra Pak para poder reciclarlos y recuperarlos de los clientes y ponerlos, nuevamente, en ciclos productivos y no en la basura.

Las Tiendas D1 ofrecen un abanico de oportunidades laborales para que mujeres, estudiantes del SENA o integrantes de las diferentes fundaciones, como Acción Interna, puedan seguir encontrando un apoyo para salir adelante o, incluso, tener una segunda oportunidad. Al igual que su compromiso social y de inclusión, KOBA ha buscado transformarse en un modelo de negocio para preservar y cuidar del ambiente. Con sus iniciativas, Tiendas D1 ayuda a dar cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. (Lea también: ¿Por qué D1 es tan exitoso y quién está detrás de él?)

Comparte: