Publicidad
2 Nov 2021 - 2:10 a. m.

Estos fueron los primeros anuncios de Colombia en la COP26

Un desembolso para combatir la tala ilegal y la oficialización de la ruta para que el país sea carbono neutro en 2050 marcaron la agenda en la cumbre de cambio climático para nuestro país.
Estos fueron los primeros anuncios de Colombia en la COP26
Foto: El Espectador

En el segundo día de la Conferencia de Cambio Climático COP26 varios países aprovecharon para hacer anuncios importantes antes de que toda la atención se la robe la discusión entre las delegaciones de las más de 190 naciones que participan en el evento en Glasgow (Escocia). India, por ejemplo, otro de los grandes emisores de CO2, presentó su estrategia para ser carbono neutro en 2070. España prometió destinar 1.350 millones de euros desde 2025 al Fondo del Clima y Ecuador declaró la ampliación de la Reserva de Galápagos, ese lugar que fue fundamental para que Charles Darwin empezara a darle forma a su teoría de la evolución. (Lea El tímido acuerdo sobre el cambio climático que logró el G20)

Colombia también tuvo protagonismo. En horas de la mañana la delegación, encabezada por el presidente Iván Duque, empezó a hacer anuncios que son claves para el país. El primero fue la oficialización de la ruta para ser carbono neutro a 2050. Para ese año, por cada unidad de carbono que el país emita a la atmósfera por alguna actividad humana, esa misma cantidad de carbono debe ser capturada con, por ejemplo, algún proyecto de conservación. (Lea El primer día de la cumbre de cambio climático estuvo lleno de paradojas)

Sobre este proceso, que fue uno de los compromisos de los Acuerdos de París en 2015, ya había algunas pistas. Sin embargo, en esta ocasión, la presentación de E2050, como se llama oficialmente la propuesta, el Gobierno no dio muchos detalles nuevos, como lo esperaba el sector ambiental.

Carlos Correa, ministro de Ambiente, recordó, por un lado, las nueve líneas de acción que guían a esta estrategia: ampliar y fortalecer la creación de conocimiento climático para respaldar decisiones locales y nacionales, gestionar integralmente la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos, producción y consumo sostenible, transición justa de la fuerza laboral para mejorar la calidad de vida y la inclusión social y económica de la población, desarrollo rural, marino y costero, ciudades-regiones con un desarrollo urbano integral para la sostenibilidad ambiental, matriz energética diversificada para atender la demanda a través de fuentes renovables, movilidad e infraestructura sostenibles e incrementar la capacidad de adaptación, sobre todo en temas de salud.

Pero, cómo, específicamente, piensa el Gobierno lograr esa meta es un interrogante que aún no tiene una respuesta clara. Por lo pronto, como le dijo a El Espectador en Glasgow el ministro Correa, uno de los caminos para evitar que los próximos presidentes incumplan esa estrategia es convertirla en ley. La ley de acción climática que hoy está en el Congreso, explicó, le dará vida al propósito de reducir las emisiones en un 51 % para 2030 y dejará “atado” el compromiso hasta 2050.

Tras presentar esa meta, el presidente Duque, en compañía de delegados de Noruega, Alemania y Reino Unido, hizo otro anuncio que también se preveía: el desembolso de US$35,5 millones que le darán esos países a Colombia para proteger la Amazonia y restaurar ecosistemas.

El monto es parte de una alianza que esas naciones tienen con Colombia con el fin de “contribuir a la lucha contra la deforestación y a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en Colombia”. En total, la idea es que consignen hasta US$366 millones hasta 2025.

El desembolso que se hizo oficial ayer será destinado así: un 60 % irá al Fondo Colombia Sostenible y otro 40 % al Programa Visión Amazonia. Los recursos, aseguró Presidencia, “serán invertidos en el manejo sostenible de los bosques, la reducción de la deforestación, la restauración de ecosistemas y la promoción de la educación ambiental en los territorios de alta deforestación”. En la otra cara de la moneda, la deforestación ha seguido creciendo a un ritmo frenético en el país: el año pasado se taló un total de 171.685 hectáreas (ha) de bosque, una cifra 8 % superior a la de 2019.

En medio de la jornada el presidente Duque dio otro par de pistas de lo que sucederá hoy y el resto de la semana. Si todo sale como está previsto, anunciará la protección del 30 % del territorio colombiano, una noticia de la que no se tienen, tampoco, muchos detalles. Además, firmará, dijo, un programa de crédito con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para acelerar la agenda de “adaptación, mitigación, pero sobre todo, de acción climática”.

Recibe alertas desde Google News