Sara Corrales vs. Marcela Mar

Duros comentarios de Marcela Gardeazábal sobre su colega Sara Corrales terminaron en proceso en la Fiscalía. Según la denuncia de Sara Corrales, ella no puede ver vinculada su imagen con personas o actividades ilegales.

Hace tres meses, a raíz de los chismes que corrieron acerca de una relación extramatrimonial del actor Róbinson Díaz con su colega Sara Corrales, compañeros de trabajo en la exitosa serie Vecinos, del Canal Caracol, a instancias del programa El Lavadero, del Canal RCN, la actriz Marcela Gardeazábal (o Marcela Mar) se despachó contra Sara Corrales. Esta semana el espinoso asunto derivó en un proceso judicial por el presunto delito de injuria agravada y directa.

En su momento, Gardeazábal, al asumir una defensa de la fidelidad en el mundo de las parejas, formuló comentarios de esta índole: “A mí esas bellezas tipo Sara Corrales me parecen de quinta categoría, o sea, me parece como la estigmatización y la perpetuación de la estética del narcotráfico en este país”. Anteriormente había dicho: “Es como todo lo fácil, lo inmediato, de la estética de la mujer prepago, que a mí me parece asquerosa, muy primaria”.

Los comentarios de Marcela Gardeazábal, actual protagonista de la serie El Capo, no le cayeron muy bien a Sara Corrales, quien después de constatar cómo varios medios de comunicación y múltiples portales de internet habían replicado las declaraciones, consideró que sus derechos al buen nombre, la honra y la intimidad habían sido vulnerados y le dio poder al abogado Abelardo de la Espriella para entablar denuncia contra Marcela Gardeazábal.

El abogado De la Espriella no escatimó sus argumentos y, en un documento de 13 páginas conocido por El Espectador, expuso que Marcela Gardeazábal obró con “ánimo injurioso” contra su cliente y que, además, tuvo un comportamiento “indebido e inmoral al establecer una vinculación de la imagen de la actriz Sara Corrales con actividades delictivas al margen de la ley”, distorsionando el concepto que supuestamente la sociedad tiene hoy sobre la conocida actriz de televisión.

Como si fuera poco, el jurista se despachó con una argumentada exposición sobre las normas que protegen la intimidad y la honra de las personas: el Código Penal, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Constitución de 1991 y la abundante jurisprudencia que la Corte Constitucional y la Corte Suprema han emitido respecto a la configuración del delito de injuria.

El asunto apenas empieza y la pelea entre las dos actrices está como para alquilar balcón. Las dos beldades gozan de las mieles de su fama y su juventud las tiene protagonizando las series más vistas. Pero, como rezan los conocidos refranes, “El pez muere por la boca” y “El hombre es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla”. Marcela Gardeazábal está en aprietos. El Espectador quiso conocer su opinión sobre la denuncia, pero ella se negó de plano a emitir cualquier comentario.

Vea el Facsímil de la primera página de la demanda que interpuso Sara Corrales contra la también actriz Marcela Gardeazábal (Marcela Mar) haciendo clic AQUÍ.

Temas relacionados