Autos
Publicidad

A la medida del BOLSILLO

Más del 60% de los vehículos que se venden en Colombia son de bajo costo. La industria automotriz responde a esta nueva demanda con modelos que además de económicos son atractivos por su diseño, seguridad y buen desempeño.

HHDSSS /
17 de mayo de 2014 - 05:05 a. m.

Mientras hace apenas 30 años comprar carro nuevo era casi un lujo, actualmente los colombianos encuentran una amplia oferta que ha posibilitado la reducción en los costos de adquisición. De esta forma, la industria se ha acercado a una demanda creciente: la clase media, que tiene la mayor participación en la tenencia de vehículos.

Mientras hace apenas 30 años comprar carro nuevo era casi un lujo, actualmente los colombianos encuentran una amplia oferta que ha posibilitado la reducción en los costos de adquisición. De esta forma, la industria se ha acercado a una demanda creciente: la clase media, que tiene la mayor participación en la tenencia de vehículos.

Según el último estudio de Raddar, en los estratos dos, tres y cuatro se concentra el 78% del parque automotor. “Se cayó el mito de que el carro es exclusivamente de los ricos. El grueso de los autos en Colombia está en las clases medias y bajas”, indicó Camilo Herrera, presidente de la firma investigadora.

Así las cosas, las marcas se han enfocado en producir automóviles cómodos, de calidad y a la vez accesibles. “La gente busca un buen producto, que se deprecie lo menos posible, que sea confiable y durable y que tenga un buen desempeño”, indica Jorge Mejía, presidente de GM Colmotores, tras lanzar el Chevrolet Spark Life de $18,5 millones, el más económico del mercado.

Para Eduardo Visbal, vicepresidente de Vehículos de Fenalco, este segmento es una buena oportunidad de negocio “porque las ventas se han incrementado durante los últimos tres años y la mayor parte de éstas en Colombia, no menos de un 70%, corresponde a carros de bajo costo”.

Visbal considera que además es necesario tener en cuenta que los ingresos de la clase media se han triplicado y en este sentido el poder de compra de los colombianos ha aumentado. Asimismo, enfatiza en que el mercado está muy abastecido y eso permite que los precios se regulen.

El perfil de los compradores de estos vehículos son los asalariados y los sujetos de crédito que tienen capacidad de compra. Según el presidente de Asopartes, Tulio Zuluaga, los jóvenes también hacen parte de esa demanda. “En otros tiempos, el carro lo utilizaba solamente el papá. Hoy, las nuevas generaciones son una promesa del mercado, son los compradores que están buscando todas estas ensambladoras”.

¿Pero por qué tener carro llama tanto la atención de las familias colombianas? Además de que el 52% considera que lo necesita, para el presidente de Raddar se trata de “un símbolo de placer y de estatus. El que tiene carro demuestra estabilidad económica. Es un bien que llama la atención porque define el estilo de vida de quien lo conduce”.

sadsdsdd@elespectador.com

@sdsdsdsdsd

Por HHDSSS /

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar