Autos
Publicidad

El nuevo ‘Cavallino’

Un nuevo modelo de Ferrari es siempre un acontecimiento, pero el caso del 458 Italia, el último bólido rojo salido de la fábrica de Maranello, es especial.

EFE
29 de septiembre de 2009 - 07:59 p. m.

Cada vez que se le da vida a un Ferrari se despierta la atención de los amantes los autos deportivos. Si bien el diseño del ‘458 Italia’ –como ha sido bautizado el nuevo hijo de la casa de Maranello– se defiende por sí solo y de inmediato cautiva corazones, hay quienes van mucho más allá y se emocionan al saber que se trabajó intensamente para incrementar la potencia del propulsor, rebajando el consumo de combustible.

Pero no es sólo eso. Los ingenieros de Ferrari, además de las innovaciones en el propulsor, propusieron otra serie de cambios, en aspectos como el diseño, la aerodinámica y la forma de interactuar entre el vehículo y el conductor. Según el vicepresidente comercial de la marca del ‘Cavallino’, Dany Bahar, el 458 Italia “representa una ruptura absoluta con el pasado reciente y un gran paso adelante con respecto a los demás vehículos de su generación”.

En concreto, se redujo el tiempo de respuesta de todos los subsistemas del vehículo, se minimizó en todo lo posible el peso de la carrocería y se rebajó el consumo del motor de ocho cilindros, incrementando su potencia a 570 caballos. Además, es el primer V8 que Ferrari monta en la parte trasera del auto.

Para poder aprovechar la potencia debidamente, el 458 Italia cuenta con una caja de cambios de doble embrague, que monta nada menos que siete marchas. Todo ello permite que el vehículo alcance una velocidad punta de 325 kilómetros por hora, con una aceleración de 0 a 100 en tan sólo 3,4 segundos, mientras que apenas emplea 32,5 metros en hacer la operación contraria, es decir, frenar desde 100 hasta 0 kilómetros horarios.

No obstante, su consumo también es el más bajo de su gama en Ferrari, aunque no sea precisamente un auto ecológico: 13,7 litros por cada 100 kilómetros. Pero otra de las innovaciones más importantes del nuevo Ferrari se encuentra, no tanto en su tecnología, como en el diseño interior, en el que ha tenido gran peso el aporte del siete veces campeón del mundo de Fórmula Uno, Michael Schumacher.

El alemán contribuyó al diseño de un volante y un salpicadero completamente nuevos, con todas las funcionalidades necesarias para la conducción integrados al mismo, como ya sucede en la máxima categoría del automovilismo mundial.

En palabras de Bahar, el nuevo 458 es una síntesis de “la innovación, la tecnología, la exclusividad, la calidad, el rendimiento, el diseño, el estilo y la pasión” que puede ofrecer Ferrari. Y es por esto que se decidió dedicar este modelo a Italia, como homenaje a la patria de la casa de Maranello, y un país que en su opinión reúne todos estos atributos.

Un “auténtico Ferrari, un tributo a Italia y a sus características únicas, que convierten a los productos italianos y al país entero en sinónimo de excelencia, creatividad y calidad en el mundo”, expresó el presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo.

Ficha técnica:

Ferrari 458

Largo: 4,527 m.

Ancho: 1,937 m.

Alto: 1,213 m

Peso en seco: 1.380 kg.

Cilindrada total: 4.499 c.c.


Potencia máxima: 570 HP a 9000 revoluciones/min.

Llantas: 235/35 ZR20 8,5”. 295/35 ZR20 10,5”

velocidad máxima: 325 km/h.

Aceleración: 0-100 km/h en 3,4 segundos.

Consumo: 13,7 l/100 km.

Emisiones: 320 CO2 /km.

Por EFE

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar