Autos

El nuevo SUV de la marca todoterreno por excelencia

El nuevo Jeep Compass llega con una caja mecánica y un precio bastante competitivo para su segmento.

esteban dávila náder
18 de marzo de 2018 - 01:00 a. m.
El nuevo Jeep Compass llega primero en versión Sport. Se espera una automática para el segundo semestre de 2018. / Cortesía
El nuevo Jeep Compass llega primero en versión Sport. Se espera una automática para el segundo semestre de 2018. / Cortesía

Con nuevo look, más tecnología y algunos detalles refrescantes, llegó a Colombia la segunda generación del Jeep Compass. Se trata de un auto con más carácter, que seduce con su figura y desempeño y que, gracias al acuerdo internacional entre Argentina, Brasil y nuestro país, llega a plantarles cara tanto a SUV compactos como a populares vehículos de segmentos superiores.

Hay que comenzar diciendo que el segundo vehículo más pequeño de la casa estadounidense (luego del Renegade) se puso al día con el ADN Jeep y adquirió un físico muy parecido al de la Grand Cherokee, pero ajustado a su tamaño compacto. Atrás quedaron las formas redondas de su juego de luces y de vértices exteriores, para dar paso a líneas más angulosas y alargadas, que le entregan un mayor dinamismo al exterior del vehículo. Dicho de otra manera, pasa de un estilo muy conservador a otro mucho más joven y arriesgado, digno de las siete ranuras que ostenta en la parrilla, también renovada.

El alcance de esta muy merecida actualización llegó hasta el interior del SUV, fabricado en la planta de Pernambuco, en Brasil. El nuevo habitáculo no sólo se siente más moderno, también más espacioso y prémium, con la presencia de detalles cromados y coberturas acolchadas en todas partes. Un nuevo volante dotado de botones para manejar el computador de a bordo, los comandos de voz, la música y el control de crucero, da paso a un tacómetro y velocímetro separados por una pequeña pantalla que ofrece datos sobre el consumo, el estado del vehículo y la reproducción de audio.

Esta última se puede controlar desde la pantalla central de 7”, que alberga el sistema de infoentretenimiento del Compass, el clásico U-Connect de Jeep. De este destacan la cámara de reversa, con líneas dinámicas, y la presencia de Apple CarPlay y Android Auto, una opción de conectividad que poco a poco se ha ido popularizando gracias a los lanzamientos que llegan al país. Saca una sonrisa la presencia de la brújula digital, que le da el nombre al vehículo y refuerza el aire aventurero que todo Jeep debe tener.

Precisamente para reforzar ese sentimiento, el Compass se recarga con un motor más intrépido: un Tigershark de 2,4 litros con el tren de válvulas MultiAir fabricado por el hermano italiano de Jeep, Fiat. Se trata de una máquina capaz de producir 171 caballos de fuerza y 169 libras-pie de torque, gracias a su configuración, y puede regular las entradas de aire para que fluya normalmente sin importar a qué altura se encuentra el vehículo. Con esto no sólo no pierde potencia a pesar del terreno, sino que gana en ahorro de combustible.

Semejante corazón es controlado por una caja mecánica de seis velocidades, un guiño para los puristas de la conducción en un segmento en el que la transmisión automática se ha convertido en la norma. Hay que decir que está muy bien relacionada, con la primera y segunda marcha muy marcadas, perfectas para ascensos en terreno destapado y excelente recuperación, mientras que los cambios superiores son largos, con lo que le dan continuidad a la eficiencia de consumo. Si quiere adelantar un vehículo en carretera, lo mejor es hacerlo en cuarta.

Como complemento a lo anterior está la suspensión independiente, que aporta a una conducción estable y muy cómoda, sin importar la velocidad y el terreno. Le ayudan también los sistemas de frenos ABS, de control de tracción, mitigación electrónica de vuelco, control electrónico de estabilidad y los asistentes de frenos en condiciones de lluvia y arranque en pendiente.

Este Compass, sin embargo, es la versión Sport, la más básica y la primera en llegar a Colombia, con tracción delantera 4x2 y rines de 17”. De acuerdo con Jeep, se espera la llegada de una versión automática, 4x4, con cuatro modos de manejo según el terreno y sun roof, entre otros detalles, para el segundo semestre de este año.

Mientras tanto, todos los ojos están puestos sobre esta versión que supera con creces las expectativas con un precio de $79’990.000. Si decide llevarlo a su parqueadero, no se olvide de buscar al monstruo del lago Ness, la salamandra y las parrillas y huellas de los Willis clásicos que están escondidos en varias partes del SUV.

Por esteban dávila náder

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar