Autos
Publicidad

Scooter futurista

La marca alemana da un paso importante en un segmento desconocido, en el que plantea innovaciones tecnológicas.

Redacción Autos
29 de marzo de 2011 - 08:16 p. m.

El mundo de la movilidad individual ha cambiado considerablemente en los últimos años, especialmente en las grandes ciudades. Eso lo han entendido a la perfección los fabricantes de motocicletas, entre ellos BMW, que sorprende con una propuesta en el segmento de las scooter de gran tamaño, la Concept C, con la que pretende cautivar un mercado que ha ganado un terreno importante en los diferentes mercados mundiales.

Este mundo, nuevo para BMW Motorrad, incluirá en primer término dos innovadores scooters, provistos de motores de combustión de dos cilindros, sin dejar a un lado la posibilidad de utilizar en el futuro un sistema de propulsión alternativo, con motor eléctrico. El Concept C es una scooter grande, que se tiene pensado fabricar en serie en la planta de Berlín.

Eso sí, BMW seguirá trabajando fuertemente en el fortalecimiento en los sectores de las motos enduro, ruteras y ruteras deportivas. Pero con la Concept C, BMW Motorrad vuelve a marcar un nuevo rumbo, presentando una nueva opción de movilidad. La letra C corresponde a ‘Commuter’, término inglés que se refiere a las personas que se desplazan diariamente a sus puestos de trabajo desde los barrios periféricos de una ciudad. Considerando la evolución del tráfico en las ciudades, esta denominación refleja las perspectivas que tiene una scooter grande y de corte deportivo.

Tal como es usual en BMW Motorrad, este concept-bike es más que tan sólo el intento de presentar una scooter grande, capaz de satisfacer las exigencias más estrictas. Los diseñadores e ingenieros de BMW, además de considerar aspectos de funcionalidad técnica y calidad, también tuvieron en cuenta factores emotivos, con la finalidad de ofrecer un producto capaz de entusiasmar a primera vista.

La Concept C, que fue presentado en Milán, representó una interpretación muy emocional y el objetivo es que sea identificada de inmediato como una BMW. Por ello, la parte frontal está dividida en dos partes, y la silueta frontal se extiende hasta el guardabarro delantero. Además, cuenta con doble spoiler frontal, que hace recordar la S 1.000 RR.

A diferencia de la silueta lateral en L que distingue a las scooters grandes convencionales, con líneas de la carrocería predominantemente verticales y con una correspondiente repartición de colores, el Concept C propone una alternativa mucho más deportiva y dinámica. Las líneas ascendentes en la parte posterior de la carrocería acentúan el carácter activo.

Cuenta también con diversos elementos estéticos, tales como los protectores laterales (bash plates, en inglés), ya utilizados en la BMW GS, con entradas de aire de acabado tipo aluminio. Los componentes del chasís, de color negro cromado, contrastan dinámica y desafiantemente con el aluminio cromado y los colores plateado y azul de diversas partes de la carrocería.

La parte central de la scooter acentúa el contraste con el resto del vehículo, mediante las superficies de color negro brillante. Cuenta con diversos detalles de fino acabado, tales como la tapa del depósito, al estilo de la tapa de un avión, y su silenciador con toque deportivo.

El carácter futurista de la Concept C se refleja también en las llantas, con flancos y perfiles de color azul.

La Concept C incluye soluciones poco convencionales y, al mismo tiempo, innovadoras. Dispone de un monobrazo basculante de sofisticada tecnología, con eje hueco y pata telescópica visible. La solidez del sistema de freno con doble disco en la rueda delantera, con mordazas montadas radialmente, no solamente subraya la imagen deportiva y dinámica de la motocicleta sino que junto con el disco de freno posterior y el sistema BMW Motorrad ABS, representa una solución de máxima eficiencia y seguridad al frenar. El Concept C está equipado con un motor de dos cilindros en línea, combinado con una caja de cambios CVT (transmisión de variación continua).

Los faros de LED, integrados en la parte frontal del carenaje, permiten anticipar una solución que se hará realidad en un futuro quizás no tan lejano. También la renuncia a los espejos retrovisores constituye una apuesta futurista. Los espejos han sido sustituidos por cámaras de video montadas en la parte posterior del Concept C. Las imágenes captadas por estas cámaras se muestran en dos pantallas LCD bien visibles en la zona del tablero de instrumentos. Un tercer display LCD que se encuentra en la parte central del tablero, muestra la velocidad, las revoluciones del motor y otros datos de importancia para el conductor.

Por Redacción Autos

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar