Publicidad

143.000 personas, en 2022, salieron de la pobreza multidimensional en Bogotá

ProBogotá analizó la cifra del índice de pobreza multidimensional por el Dane, que indica que en Bogotá fue de 3,8% en 2022. De acuerdo con la fundación, la reducción tendría que ver con la generación de nuevos empleos y empresas, sin embargo, destaca que la informalidad y la educación siguen siendo retos para la capital.

Redacción Bogotá
14 de junio de 2023 - 07:12 p. m.
Bogotá es la ciudad de Colombia con menor pobreza multidimensional del país.
Bogotá es la ciudad de Colombia con menor pobreza multidimensional del país.
Foto: Mauricio Alvarado / El... - Mauricio Alvarado

En el reciente informe del Dane, el índice de pobreza multidimensional (IPM) de Bogotá en 2022 se registró en 3,8%. Para definir esta cifra, la entidad tiene en cuenta los indicadores de educación, niñez y juventud, salud, trabajo y vivienda. Y pudo definir que en la capital 4 de cada 100 habitantes se encuentran en situación de pobreza, es decir 300.0000

Podría interesarle: El hospital más grande de Cundinamarca será construido en Fusagasugá: esto se sabe

El análisis de estas cifras lo hizo ProBogotá, encontrando que en 2021 la cifra fue de 5,7 %, es decir, el índice disminuyó en 1,9 puntos porcentuales, lo que significa que 143.000 personas salieron de la pobreza multidimensional en la capital, durante el 2022.

“La mejoría en el IPM podría explicarse principalmente por la reducción de los indicadores de desempleo de larga duración, de informalidad, de inasistencia escolar y de rezago escolar. En este sentido, es probable que la recuperación del empleo y el regreso a la presencialidad durante el 2022 en Bogotá, hayan sido las principales causas de la disminución del indicador”, señala ProBogotá en su análisis.

Leer: Opinión: No más violencia en los campus

En el estudio que hace esta fundación, se evidencia que la ciudad ha reducido otras problemáticas también: “es el caso de los componentes de vivienda y de los indicadores de trabajo infantil, inasistencia escolar y analfabetismo. Sin embargo, indicadores asociados al empleo y la educación, a pesar de haber mejorado durante el 2022, todavía reflejan retos pendientes para la ciudad”.

Reducción del desempleo, uno de los factores

De acuerdo con ProBogotá, el crecimiento de la economía (9,9 %) durante el año pasado aportó 139.000 nuevos empleos y la creación de 18.000 nuevas empresas. “Lo anterior explicó el mejoramiento de la dimensión de trabajo del IPM, especialmente la caída del desempleo de larga duración (disminución de 4,1 p.p.), llegando a 12.1%”, recalca la organización.

Sin embargo, estas cifras no se habrían notado en la informalidad, la cual tuvo una reducción de 1,6 puntos porcentuales, sin embargo, continúa siendo el peor indicador de Bogotá, con un 54,2%.

“Estas cifras preocupan de cara al panorama de desaceleración del 2023 y a las medidas contempladas en la propuesta de reforma laboral que generan aún más rigideces a la generación de empleo formal”, señala la fundación.

Lea también: Recuperan 40 celulares robados y capturan a un sujeto en el centro de Bogotá

La educación también influye

El indicador que más se vio afectado en el índice de pobreza multidimensional fue la de educación. En 2020, la inasistencia escolar registró un 6% y actualmente está en 1,3 %.

“A pesar de esto, los indicadores de rezago escolar y bajo logro educativo continúan en niveles significativos para una ciudad como Bogotá, 18,8 % y 21,7 %, respectivamente. Preocupa en particular la tendencia creciente del indicador de bajo logro educativo, una medición que se aproxima a la noción de talento humano”, señala Probogotá.

Asimismo, recalca que “esta tendencia coincide con resultados de la Encuesta de Mercado Laboral 2022 de Probogotá que muestra que cada vez más empleadores afirman que los jóvenes que contratan están llegando con habilidades regulares o malas (45 % en 2021 y 55 % en 2022)”.

Leer: Corredor verde de la Séptima fue exaltado en la Cumbre Urbana de Bruselas 2023

Finalmente, la fundación comparte que en la ciudad todavía hace falta generar empleo formal y aumentar el nivel educativo de su población, teniendo en cuenta que en la capital tres de cada 10 empleados son informales, y solo cinco de cada 10 graduados de bachillerato entran a una universidad.

“En este sentido, detrás de la cifra del IPM de 3,8 %, que puede parecer pequeña, se esconden problemas que ameritan ser considerados por cualquier persona que quiera ocupar el puesto de alcalde de Bogotá”, concluye ProBogotá.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar