Bogotá

25 Jul 2020 - 8:54 p. m.

Ahora a bordo de vehículos: alarma en Cedritos por ola de atracos callejeros

En cámaras de seguridad y videos de celular vienen quedando registrados atracos mediante diferentes modalidades, ocurridos en los últimos meses en el sector ubicado en el norte de Bogotá. El Distrito asegura que está pendiente de la situación, pero que es imposible aumentar el pie de fuerza o restringir el parrillero en moto, como han propuesto algunos ediles y concejales.

La sensación de inseguridad en Cedritos sigue desbordada. Entre la comunidad del sector, ubicado en la localidad de Usaquén, norte de Bogotá, se percibe un aumento en la cantidad y las modalidades de hurtos callejeros, aunque según cifras del Distrito los delitos de alto impacto se redujeron en toda la ciudad durante los primeros seis meses del año, excepto el robo de bicicletas. Y aumentó la percepción de inseguridad porque, al estar la mayoría de ciudadanos confinados en sus casas, los robos vienen quedando registrados en celulares y rápidamente se hacen virales. Además, las cámaras de seguridad del sector también son pieza clave para ayudar a las autoridades a resolver algunos de los hechos delictivos.

La mayoría de casos que se venían registrando eran hurtos perpetrados por delincuentes en motos e intento de ingreso a viviendas, pero esta semana se conoció el caso de Jenifer, una mujer de 35 años que vive en el barrio Lisboa, ubicado en la calle 134 con carrera 11, y que asegura haber vivido los segundos más terribles desde que llegó a la capital, hace 18 años.

Jenifer estaba esperando un taxi al frente de su casa. Habían pasado las 7:00 a.m. y se le empezó a hacer tarde para llegar a su trabajo, así que al ver que el vehículo no llegaba decidió pedir otro servicio, por lo que sacó su celular. De repente, un vehículo gris, marca Fiat, aceleró hasta donde ella estaba. Un sujeto se bajó del puesto del copiloto, le rapó el celular, y luego de obtener el teléfono golpeó, zarandeó y jaló el cabello de Jenifer, para intentar hurtarle también su bolso.

La víctima reaccionó, forcejeó con el ladrón, y así logró evitar que se llevaran el resto de sus pertenencias. Sin embargo, describe con nerviosismo los segundos en los que ocurrió el hurto. “Del vehículo se bajó una persona muy bien vestida, así que en principio no entendí qué pasaba. Luego, pensé que me iban a montar al carro y que me iba a ocurrir algo peor. Llevo muchos años viviendo ahí y me sentía muy tranquila en el sector, nunca pasaba nada parecido. Sé que quizá fue mi error por sacar el celular, pero esa clase de cosas no pueden ocurrir”.

Ese día Jenifer tuvo que sobreponerse al hecho e ir a trabajar. Al llegar a su casa, allí estaban miembros de la Sijin y la Policía. “No iba a poner denuncia porque uno sabe cómo son las cosas y que eso poco avanza. Finalmente, lo material se recupera así que no iba a hacer nada, pero ellos me tomaron la declaración y han estado muy pendientes de mí”, dice la víctima.

Por ahora, Jenifer se está quedando en la casa de sus papás, pues admite que el nerviosismo la superó al salir de nuevo de su casa. Además, porque según le contaron algunos vecinos y luego de ver los registros de las cámaras de seguridad, el vehículo en el que se movilizaban los delincuentes estaba merodeando las calles de la cuadra desde pasadas las 5:00 a.m.

Además de la denuncia, ya hay otros avances sobre el caso. El secretario de Seguridad, Hugo Acero, confirmó que el hecho está en manos del comandante de la localidad y que ya tienen las placas del carro, que están en investigación por parte de la Policía.

Sin embargo, más allá de este caso, es evidente la preocupación por el aumento en la percepción de inseguridad en Cedritos. Horacio Estrada, edil de la localidad de Usaquén por Cambio Radical, aseguró que “en este caso, lo que indigna y deja una mala sensación es la forma grotesca como estos delincuentes no solo la robaron, sino la ultrajaron. Por fortuna se logró hacer algo gracias a las cámaras, pero son muchos los casos de inseguridad que vienen sucediendo en el polígono entre calles 134 y 154 y entre la carrera Séptima y la Autopista Norte”.

El cabildante local hizo un llamado a las autoridades y aseguró que, si bien ya les indicaron que en la localidad no podrá disponerse de más pie de fuerza policial, pide concentrar mejor los esfuerzos. “hemos pedido que se designen grupos especializados para hurtos callejeros y a viviendas, ya que en los últimos meses se viene incrementando la inseguridad en la localidad”.

Estrada pidió que la justicia también actúe para este tipo de actos. “No hay un camino fácil de justicia, porque Usaquén no cuenta con una URI, y cuando los delincuentes son denunciados, no se judicializan y quedan de nuevo en las calles para volver a delinquir”, concluyó.

LEA: ¿Conviene restringir el parrillero en moto para reducir la percepción de inseguridad?

Algo también preocupante sobre este aumento de casos de inseguridad es que en redes sociales como Facebook se vienen creando grupos que buscan operar como “brigadas de seguridad”. Si bien en la mayoría de esos grupos los participantes se limitan a compartir videos de los atracos en el sector, también son varias las publicaciones en las que se sugiere a la comunidad armarse y aplicar justicia por sus propias manos.

Otras propuestas más centradas se han propuesto desde el Concejo, como volver a la restricción de parrillero en moto en los sectores donde más se registran atracos en los que hay involucrado un vehículo de este tipo. La propuesta fue de la concejal Lucía Bastidas (Alianza Verde), ante las evidencias de hurtos a bordo de motos, pero el secretario de Seguridad afirmó que por el momento no está contemplando la medida porque podría configurarse como una estigmatización contra todos los conductores y ocupantes de motocicletas.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X