3 Dec 2020 - 2:00 a. m.

Ahora sí, se acerca el fin del SITP provisional

Queda casi un año para cumplir el objetivo de implementar por completo el SITP, plan que cumple casi una década. Un grupo de transportadores aplaude los avances y otro dice que todo se está haciendo a la carrera.
Felipe García Altamar

Felipe García Altamar

Periodista Bogotá
La chatarrización de buses avanza con el registro de 906 vehículos desintegrados. / Secretaría de Movilidad
La chatarrización de buses avanza con el registro de 906 vehículos desintegrados. / Secretaría de Movilidad

En un año debería estar concluyendo otro capítulo en la historia del transporte público en Bogotá. Si todo sale como disponen los cronogramas, el 1° de enero de 2022 deberá estar implementado por completo el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), dando fin a más de medio siglo de Transporte Público Colectivo (TPC), que hoy opera bajo el nombre de SITP Provisional. Por la capital aún circulan unos 4 mil de esos buses y sus propietarios se dividen entre quienes agradecen el cumplimiento de los compromisos del Distrito y quienes creen que los quieren sacar “de afán”, perjudicando a un grupo que ya se vio afectado por la emergencia sanitaria.

El fin del TPC se viene vaticinando hace una década, cuando se puso en marcha el Sistema Integrado, que arrancó de manera formal con los primeros buses azules en 2012. Desde entonces, debido a la mala implementación y a la quiebra de tres de los nueve concesionarios, se viven líos con la operación, que han tratado de resolver las últimas tres alcaldías. Uno de los grandes retos ha sido la salida del sistema provisional. A la actual administración le tocó la fase final, así como algunos de los procesos más complejos: la chatarrización de los viejos buses y la negociación con los propietarios, tanto de los de buses que eran parte de los concesionarios liquidados (Tranzit, Coobús y Egobús), como de quienes aún operan con el viejo sistema.

Comparte: