29 Apr 2022 - 3:44 a. m.

¡Alerta, escopolamina! Así puede evitar el trago amargo de la inseguridad

Tres desapariciones, una muerte y una violación sacudieron la capital en un lapso de cinco días. Dos factores en común tienen algunos de estos casos: el uso de escopolamina y los ambientes de rumba. ¿Cómo hacerle frente a esta situación de inseguridad? La prevención y el conocimiento previo son claves.
La escopolamina es un depresor del sistema nervioso central que causa somnolencia y vulnerabilidad. / Getty Images
La escopolamina es un depresor del sistema nervioso central que causa somnolencia y vulnerabilidad. / Getty Images
Foto: Getty Images/iStockphoto - Instants

Trago, rumba y baile. Estos planes son las actividades de ocio que más tienen oferta y demanda en Bogotá. Según el informe “Ocio nocturno a nivel global: un fenómeno de dinamización económica”, de la Escuela de Management en Turismo Ostelea, en la capital hay casi 1.000 bares registrados en Cámara de Comercio, 200 locales de música en vivo y seis zonas gastronómicas, que generan 34.000 empleos directos y 30.000 más los fines de semana.

Hernán Felipe Mejía y Jaime Andrés Vega encontraron en este tipo de establecimientos el inicio de una serie de eventos desafortunados, que llevaron a la muerte al primero y a vivir un gran susto al segundo. Mejía, antes de que reportaran su desaparición, fue visto por última vez el viernes 22 de abril, a las 10:00 p.m., en un restaurante de Chapinero. Lo encontraron en la tarde del domingo, según su familia, drogado y convulsionando. Después falleció. Por su parte, el mismo día, Vega estaba en un establecimiento nocturno y, después de salir de allí, no se volvió a saber de él sino 26 horas después, con rastros de una sustancia que no ha sido identificada y que le hizo perder el conocimiento.

Síguenos en Google Noticias